11-M. Lo único cierto son los 192 muertos y los dos mil heridos. Todo lo demás, son incógnitas.


ImagenEl señor Eloy Morán, como víctima directa de los asesinatos de Madrid del 11 de Marzo de 2004, ha sido el representante español en el acto del Día Europeo en Recuerdo de las Víctimas del Terrorismo, denunció la “vergüenza” y “oprobio” que supone que sean las propias víctimas quienes tengan que recurrir a la Justicia para conocer la verdad de lo que ocurrió aquél 11-M cuando debía ser una cuestión de Estado“, manifestando que las víctimas sienten que hansufrido la desidia y el desinterés de los partidos políticos y las instituciones.

El señor Eloy Morán dijo también: Lamento mucho tener que compartir con vosotros que todavía no hemos sido capaces de poner nombre y apellido a los responsables de aquella barbaridad” porque al día de hoy se desconoce quién ideó, planificó y ordenó los atentados. “Siete años hemos tardado en escuchar de su boca lo que llevábamos sosteniendo desde el día de la sentencia”, en alusión a las recientes declaraciones del Juez Javier Gómez Bermúdez.

El señor Eloy Morán no entiende -como no lo entedemos nosotros- que los trenes “fueran desguazados 72 horas después y las muestras, destruidas”. Al día de hoy continúan bajo custodia más de 9.000 fragmentos de los atentados del 11-S en Estados Unidos.

La certeza que el señor Eloy Morán declaró, lo resumió con maestría:Lo único cierto son los 192 muertos y los dos mil heridos. Todo lo demás, son incógnitas“.

Mi humilde respuesta al Señor Eloy Morán es que -como dijo Epicteto de Frigia-: “La verdad triunfa por sí misma, la mentira necesita complicidad”.

Creo que todos los que tenemos memoria y recordamos los graves hechos aún no aclarados, en materia de pruebas, sobre:

La mochila de Vallecas –vital para detener a Jamal Zougam- que “apareció” en la comisaría de Vallecas 18 horas después de los atentados y que no habia sido detectada en los trenes ni por los Tedax ni por los perros que olisquearon palmo a palmo cada uno de los vagones llenos de cadáveres y restos humanos.

La furgoneta Renault Kangoo, de Alcalá de Henares, en la que el inspector Luis Martín afirmó “no haber encontrado nada que le llamase la atención”; furgoneta en la que -trasladada a la Comisaría de Canillas- fueron encontradas 61 evidencias diferentes (entre otras, una cinta con versos coránicos, detonadores y dinamita Goma 2 ECO)

El piso de Leganés donde murió 1 GEO y 11 polícias resultaron heridos junto a los 4 “presuntos” terroristas, uno de los cuáles apareción en la piscina con una cinturón con explosivos.

El automóvil Škoda Fabia, que no fue descubierto hasta 3 meses después, también en Alcalá de Henares, y el que se hallaron rastros de ADN de Lamari y otros seis.

Los vagones atacados que fueron destruidos en 72 horas, a excepción de uno -el de Santa Eugenia- que fue almacenado en Villaverde dentro de la empresa Tafesa, donde estuvo escondido hasta sacado a la luz por un medio de comunicación en Febrero de 2012: Libertad Digital. Vagones que en su calidad de evidencias fueron hurtados a los peritos judiciales

La declaración del perito Antonio Iglesias que aseguró que si hubiese practicado pruebas periciales a los restos de explosivo se hubiese determinado un dato fundamental para la causa: que el explosivo no fue Goma 2-Eco.

Todos recordamos los turbulentos días del fin de campaña electoral que siguieron al día 11-M, en los que algaradas callejeras agitaron España en una sola dirección, contra el PP, y que sirivió para cambiar el color del Gobierno de nuestra nación al grito de querer saber la verdad o al de España no se merece un gobierno que miente. De sobra conocemos el resultado de las urnas y de sobra sabemos como nos va desde entónces.

Todos los que sabemos contar con los dedos, sabemos que se escapa algo y que la certeza se agranda al conocer el estudio del catedrático de Ciencia Política y Estudios de Seguridad, de la Universidad Rey Juan Carlos y especialista en Terrorismo Internacional del Real Instituto Elcano, señor Fernando Reinares, cuando afirma y demuestra que nuestro 11-M se comienza a planear en el año 2001 en Pakistán -dos años antes de la segunda Guerra de Irak-, como venganza de un miembro de la desarticulada célula de Abu Dhadah -Amer Azizi- por la desarticulación la sucursal de Al Qaeda por parte de la Policía española en la Operación Dátil.

También todos recordamos las, varias veces repetidas, palabras de José María Aznar: “…los que idearon el 11-M no están ni en desiertos remotos ni en montañas lejanas” palabras que al día de hoy inquietan por enigmáticas, y que deberían ser explicadas en toda su amplitud.

Quisiera que mis conclusiones fueran tan claras, tan indiscutibles como dos y dos son cuatro”.

Cita del juez Porfirio Petrovich en Crimen y castigo, de Fiodor Dostoievsky, Cap.V

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s