Karl Marx, Orwell y el futuro que nos espera


Karl Marx

En 1883, tal día como hoy, 14 de Marzo, muere en Londres Karl Marx. Su teoría sobre la sociedad, la economía y la política -conocidas como marxismo- sostiene que todas las sociedades avanzan a través de la dialéctica y de la lucha de clases.

Fué un feroz crítico con la socioeconomía capitalista vigente en la sociedad de su época –influído por la crisis del capitalismo en la década de 1830 y de las siguientes revoluciones de 1848 a la que se refería como “dictadura de la burguesía“, afirmando que esa tiranía se ejercía, para propio beneficio, por las emergentes clases acaudaladas a través del control de los medios de producción.

Marx teorizó que esa tiranía crearía tensiones internas, producidas por las leyes dialécticas, que lo llevarían a su reemplazo por un nuevo sistema a cargo de una nueva clase social proletaria sustentada en una clase obrera inspirada en el socialismo. La denominó dictadura de proletariado.

El planteamiento del materialismo dialéctico de Friedrich Engels y de Karl Marxenriquecido posteriormente por la aportación de Vladimir Ulianov (Lenin)-, se fundamenta en tres leyes, la primera de las cuales es la Ley de unidad y lucha de los contrarios. Que me atrevo a comparar con la Tercera Ley de Newton y su conocido principio de acción-reacción.

El cimiento de cualquier sociedad reside en su estructura económica constituida por las relaciones de producción y la ideología mayoritaria en cualquier época es la ideología de la clase dominante que siempre justifica la estructura económica que la ha generado.

Cuando las fuerzas productivas entran en contradicción con las relaciones de producción -que es el trabajo- o con las de la propiedad -que es la tercera Ley de la dialéctica-, se abre un período de transformación radical (antítesis) que se resuelve en un nuevo período (tesis) en el que se establecen nuevas relaciones de producción (síntesis).

Si para Karl Marx el futuro conducía irremediablemente a la abolición de las clases sociales que serían reemplazadas por una nueva clase única en una ideal sociedad comunista surgida tras una revolución socialista; creo que se equivocó claramente en el planteamiento.

Y se equivocó al no poder preveer que aquella burguesía decimonónica sobreviviría a las convulsiones sociales fruto de la intensa actividad política proletaria y a los grandes acontecimientos bélicos del s.XX, que cambiarían el mapa mundial para siempre.

Aquella burguesía que Marx conoció ya no existe, y ya no está tan individualizada como en su época; aquella burguesía se transformó en organizaciones sin rostro y en grandes corporaciones dotadas de medios de presión que alcanzan hasta el último reducto de poder. Y aquella clase social proletaria sobre la que teorizó abundamentemente Marx, tampoco existe ya como tal, al ser sustituída por una enorme masa social sumida en un letargo inducido cuya casi única preocupación es su propia supervivencia.

Vivimos una fase a caballo entre la teoría sin futuro de Karl Marx y la premonición que George Orwell describe -en clave de sátira- en su novela política de ficción distópica: 1984

georg orwell

Encaramos una nueva era diseñada por organizaciones que reproducen actitudes totalitarias esgrimiendo la excusa de nuestro bienestar. Las pautas técnicas para el dominio de las masas nos las señala Orwellen su novela política: 1984, a modo de sencillas consignas:

Guerra es Paz se está diciendo que el temor a un enemigo -real o inventado- hace que los ciudadanos no se levanten contra el Estado; por lo que “Paz es guerra”.

Libertad es Esclavitud, pues el esclavo se siente libre al no conocer otra cosa, por lo que “Esclavitud es Libertad“.

Ignorancia es Fuerza, porque la ignorancia -desinformación- evita cualquier rebelión contra el Partido, por lo cual “Fuerza es Ignorancia“.

Orwell nos cuenta en su libro Mi Guerra Civil Española una experiencia que parecería una noticia de actualidad:

Ya de joven me había fijado en que ningún periódico cuenta nunca con fidelidad cómo suceden las cosas, pero en España vi por primera vez noticias de prensa que no tenían ninguna relación con los hechos, ni siquiera la relación que se presupone en una mentira corriente…

Y en referencia a su novela 1984, añade:

Yo no creo que el género de sociedad que describo vaya a suceder forzosamente, pero lo que sí creo es que puede ocurrir algo parecido. También creo que las ideas totalitarias han echado raíces en los cerebros de los intelectuales en todas partes del mundo y he intentado llevar estas ideas hasta sus lógicas consecuencias.

El epílogo para concluir este artículo sobre el peligroso rumbo que están tomando nuestras sociedades globalizadas, le pondré en boca del filósofo Erich Fromm, en un apéndice a la edición publicada en 1961 de la novela de Orwell por New American Library, reseña:

Los libros como los de Orwell son severas advertencias, y sería lamentable que el lector interpretara presuntuosamente a 1984 como otra descripción más de la barbarie stalinista, y no viera que también está dirigida a nosotros.

Anuncios

Un comentario en “Karl Marx, Orwell y el futuro que nos espera

  1. Pingback: Karl Marx, Orwell y el futuro que nos espera | yofumoenpipa

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s