La “progresía”, virus mortal que nos lleva al suicidio nacional.


Las casas cuarteles de la Guardia Civil deben incendiarse si previamente no se entregan. Son depósitos que convienen suprimir.” (Instrucción 49º del PSOE en 1934)

La auténtica gente de izquierdas ha sido desplazada del poder en las organizaciones y medios de izquierda por los conocidos como “progres”. El autor de este artículo reconoce a la gente coherente de la auténtica izquierda que rechaza a los advenedizos progres, y detesta su mentalidad radical que infecta nuestra sociedad con ese virus “progre-izquierdista” hasta niveles suicidas.

Confundir “progre” con progresista, es el primer error común, por más que la Real Academía de la Lengua los encuandre como sinónimos. El progresismo es portador de ideas avanzadas que impulsan mejoras sustanciales en la estructura social; la progresía es hipócritamente retrograda que solo procura miseria, excepto para ella.

La progresía tiende al engaño, atrayendo al votante con ideas descabelladas y populistas, cuando su interés inconfesado es su propio progreso individual y solo son sus cuentas corrientes las que experimentan un asombroso progreso cuando llegan al poder.

Todo aquél que no esté de acuerdo con la progresía es tachado inmediatamente de “facha”, pero no suelen aceptar de buen grado que se les califique como “rojos” aunque fuese la propia izquierda quién se autocalificó así. Término que copian de los rojos bolqueviques soviéticos, claro.

A la progresía se le llena la boca con su “talante” tolerante, lleno de respeto, muy solidario, abrazando causas justas y simulando sin pudor un extraordinaria sensibilidad social; y cuando se manifestan, lo hacen en forma de algarada; opinan, insultan, se burlan o humillan a quién no piense como ellos.

Cuando en Galicia se quiso tramitar una Ley de Apoyo a la Familia con la esperanza de aumentar la natalidad gallega -que es de las más bajas de España-, la progresía regional se opuso esgrimiendo la sesuda tesis de que el proyecto era “rancio, retrógrado y ultraderechista”. Y es que ni les interesa el serio problema del hundimiento de la natalidad española, que ellos solucionan con sencillas improvisaciones, en forma de regularización masiva de inmigrantes, o inventando un incosistente “cheque bebé” sin fondos suficientes.

Un “progre” es una persona que odia a su propio país, a su propia cultura, a su historia y tradiciones. El “progre” está convencido de que los europeos, y en particular España, son los culpables de todos los males existentes, por lo que un mundo sin europeos sería un mundo mucho mejor. Por eso, el último objetivo de los progres europeos -en especial de los españoles- ha sido, y será siempre la destrucción de su propio país. De ahí su condescendenia con el islamismo y su hostilidad con el cristianismo, por eso apoyan la apertura de las fronteras europeas a millones de inmigrantes; por eso han hundido nuestra natalidad y por eso tienden a implantar en Occidente el pensamiento único de lo políticamente correcto, que no es otra cosa que el marxismo cultural cuyo origen radica en la Escuela de Frankfurt. Un movimiento cuyo objetivo último es la destrucción de España, y el paso previo para conseguirlo es desmoralizar y hundir a la población, haciéndoles sentir odio y vergüenza hacia sí mismos, por su país y por su cultura.

 

El PSOE: el cáncer de España

Para desgracia de España, este movimiento -y sus consecuencias- tiene su origen en el PSOE y en las organizaciones y medios de comunicación que están en su órbita. Tras décadas de funcionamiento, cada vez están muy cerca de alcanzar su objetivo.

Para lograrlo utilizan el sistema educativo, la prensa y televisión, el cine, contagiando como una enfermedad silenciosa a una parte importante de la sociedad que va asimilado esas ideas auto-destructivas.

Destruyeron el sistema educativo acabando con la cultura del esfuerzo, destruyeron nuestra economía productiva y nuestra agricultura e industria, simpatizaron y dieron alas al odio anti-español de los separatistas, e incluso aplaudieron los atentados de ETA en el pasado.

«No nos interesa hacer buenos obreros y empleados, buenos comerciantes. Queremos destruir la sociedad actual desde sus comienzos». (Palabras de Pablo Iglesias)

Con el aborto, con el ataque a la familia y a las tradiciones españolas hundieron nuestra natalidad, que en estos momentos se encuentra próxima al punto de no retorno. No les interesa que aumente la natalidad autóctona, siendo su solución la entrada de inmigrantes porque saben que la inmigración masiva y el multiculturalismo son otra forma de fomentar la destrucción nacional, empezando por la destrucción de la Iglesia que encarna esos valores.

«Queremos la muerte de la Iglesia… para ello educamos a los hombres, y así les quitamos la conciencia… No combatimos a los frailes para ensalzar a los curas. Nada de medias tintas. Queremos que desaparezcan los unos y los otros».(Pablo Iglesias en el VI Congreso del PSOE en Gijón)

El fundador del PSOE, y de la UGT, Pablo Iglesias Posse, aquel agitador parlamentario -cuyo modelo tan bien imitan sus seguidores- indujo el atentado de 1910 contra el que fuera Presidente del Consejo de ministros: Antonio Maura, apenas quince días de que sus palabras en el Parlamento incendiaran los ánimos, y así lo recojen los titulares de la época: “Pablo Iglesias apuntó al objetivo y Posa disparó contra él”.

Pablo Iglesias Posse dejó muy claro el espíritu anti-democrático del partido fundado por él:

«Nosotros defendemos el sufragio universal por ser un excelente medio de agitación y propaganda para nuestras ideas, pero le negamos la virtud de poder por sí mismo emancipar a la clase proletaria».

«La transformación total del país no se puede hacer echando simplemente papeletas en las urnas… estamos ya hartos de ensayos de democracia; que se implante en el país nuestra democracia».

Pablo Iglesias Posse, valora la importancia que les da a sus partidarios, con esta esclarecedora opinión:

«Los socialistas no mueren: los socialistas se siembran».

La historia nos enseña que en 1934 el PSOE no formaba parte del gobierno repúblicano español porque no tuvo votos suficientes en las urnas, y esto les colocaba lejos de los lugares claves desde los que podían hacerse con las arcas públicas. Así que no dudaron en organizar un golpe de estado contra la República con el fin de instaurar una dictadura proletaria a imagen de la Rusia soviética.

Fue el mismo Francisco Largo Caballero, secretario general del PSOE conocido como el “lenin español”-, el cerebro y principal instigador del golpe de estado, quién emitió unas Instrucciones de 73 puntos en las que se detallaban las directrices a seguir para que triunfase su criminal revuelta, no dudando en ordenar el asesinato de quienes se opusiesen.

Algunas de esas:INSTRUCCIONES SOCIALISTAS PARA INICIAR LA SUBLEVACIÓN ARMADA CONTRA LA REPÚBLICA, fueron:

Instrucción 49º. “Las casas cuarteles de la Guardia Civil deben incendiarse si previamente no se entregan. Son depósitos que convienen suprimir.”

Instrucción 63º. “Donde haya estación de emisora de radio, si no puede incautarse, incendiarla o volarla. Si no hay adentro personal adicto, inutilizarla.”

firmalargocaballero

La “progresía”: la epidemia silenciosa.

Los “progres” tienen los vicios del socialismo marxista y los vicios del capitalismo, odian el capitalismo pero aman el dinero. Creo que fue el cantante Víctor Manuel quién dijo aquello de: “Yo soy comunista, no gilipollas”.

Losprogres” siempre están en posesión de la verdad absoluta; sólo ellos tienen derecho a gobernar y todo vale para perpetuarse en el poder. Son excluyentes porque si no piensas como ellos, no eres de los suyos. Les mueve un crónico complejo de superioridad que les empuja a dirigir las vidas de los demás en todos los ámbitos; siempre saben lo que nos conviene mejor que nosotros mismos. Si no estás de acuerdo con ellos, eres culpable de todos los males, es decir, tú eres malo hagas lo que hagas y ellos son buenos no haciendo nada.

Los “progres” lo politizan todo,ideologizando todo lo que tocan: sea deporte, cine, ciencia, educación, sanidad, cultura, información, ocio, moda, solidaridad, tecnología, creencias, la justicia, las costumbres, la biología, la naturaleza, la comida o el mismísimo tabaco. La politización es su arma favorita para llevar cada aspecto de nuestras vidas a su terreno y apropiarse de la razón absoluta a base de demagogia a gran escala.

Los “progres” practican el relativismo moral y ético, y el absolutismo político. Si tocan una institución la infectan y corrompen hasta la médula. No distinguen el límite de lo público y de lo privado. Si se les pide responsabilidades, la culpa no será nunca suya, será de los ricos-burgueses, de católicos o yanquis, de periodistas no adscritos o empresarios capitalistas, y casi siempre: la culpa será de la oposición. Practican con maestría el arte del “y tu más”.

Los “progres” sienten un incontrolable magnetismo por el totalitarismo de izquierdas, o por las teocracias fundamentalistas; en definitiva, por cualquier sistema de gobierno que destruya la sociedad occidental.

Los “progres”, desprovistos de ideales morales, sean equivocos o no, abrazan cualquier corriente que despiste a sus cándidos seguidores; sea la ecologista, pacifista, feminista, antiglobalista, protercermundista, gaylista y lo que sea que haya que añadir a su lista. El “progre” dice ser paritario, solidario, dialogante, demócrata de toda la vida, cultísimo, moderno y tiene un gusto exquisito. Dice luchar por la paz universal, la fraternidad planetaria y el mejoramiento social de los humildes. Es alegre y simpático, carismático y romántico.

Los “progres” hacen lo que les viene en gana y no pasa nada, y por más que acabe medio gobierno en prisión, seguirán mostrando su “hipogresía “ sin pudor. Son bastante simples, no tienen demasiadas luces, pero son taimados y peligrosos. Y siempre, siempre, los resultados de su gestión pública acaba siendo una catástrofe que pagamos los demás.

«El socialismo es la filosofía del fracaso, el credo de la ignorancia y la prédica de la envidia; su virtud inherente es la mentira y la distribución igualitaria de la miseria».Winston Churchill

Anuncios

3 comentarios en “La “progresía”, virus mortal que nos lleva al suicidio nacional.

  1. Enhorabuena, eres libre.

    El objetivo del poder que creo el marxismo, el psicoanálisis, el socialismo, es nuestra alma.

    No en sentido religioso, sino profundo.

    La de los dominadores, pues la venden a cambio de poder (jueces marxistas, científicos marxistas, jueces feministas, ministros de genero, asesoras de la ONU, comisiones de igualdad de todas las empresas, etc. etc. etc. ).

    La venden ,sabiendo que son mentiras científicas, y que violan derechos humanos.

    Pero la venden, obtienen poder (Bibiana Aido, en la ONU, con 175.000 euros al año, sin carrera ninguna).

    Y el alma de los esclavizados, de los discriminados (Discriminación positiva), de los llevados a juzgados regidos sobre la violación del primer derecho humano (Todos los juzgados de violencia de genero de todo el mundo, unos 300 al dia en España hoy dia, todos los juzgados contra-revolucionarios de cuba, Venezuela, la URRSS, la RDA, Camboya, china).

    Podría llenarse un océano con la sangre de todos los asesinados por esos juzgados ” progresista”.

    El alma de los esclavizados es devorada, porque se les ha hecho creer que “es culpa suya”.

    Se les ha hecho creer con mentiras científicas de “expertos” como karlos marx (¿Que carrera de economías hizo), miguel angel lorente acosta (Un criminal que oculta la sangre de miles de hombres suicidados al año para salir de su sueldo de profesor asociado en la universidad de granada (En el dpto de su hermano, casualidad, claro), y cobrar 8.000 euros/mes con zapatero como “experto oficial”.

    Un asesino.

    Enhorabuena Javier.

    El precio del conocimiento, es el dolor, y la soledad.

    Y el PSOE fue, ha sido, es y será, la franquicia en España del dinero de la masonería y judería internacional..

    No los semitas (Los sefardies son inocentes), sino la 13ª tribu (Arthur Koestler, http://www.taotv.org/2013/05/26/la-decimotercera-tribu-los-judios-jazaros-por-arthur-koestler/) .

    Los adoradores de Baal, convertidos al judaísmo den el siglo VIII.

    La inmensa infección de todo occidente, USA incluida (Y argentina, y Chile, y Francia, y noruega, ver los dueños del 95% de medios de comunicación allí, una familia de ellos. Por cierto, medios subvencionados con impuestos de los noruegos).

    Eso ha sido siempre el PSOE.

    Como el socialismo frances, o aleman, o austriaco.

    Pero el PP son casi peores, traidores.

    ¿Rajoy?, el gallego sodomizado.

    Enhorabuena Javier.

    Me gusta

  2. Mil disculpas por la entrada incorrecta anterior. Cosas de los duendes del teclado.

    Te daba las gracias por tu aportación y continuaba diciendo que lo cierto es que ciertamente vivimos, y padecemos, una catarata descomunal de información casi irrelevante que por agotamiento nos vela las claves de las acciones que gobiernan nuestros vidas.

    Un saludo muy cordial.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s