Fútbol Club Barcelona como histórico instrumento político


Al leer lo que publica -en clave algo sectaria- el Fútbol Club Barcelona en su website recordé un episodio luctuoso de algunos socios del club que fueron asesinados por el hecho de no ser nacionalistas, y es que cuando se empiezan a depurar los cuadros internos de una organización por sus ideales hace que se vislumbre un inquieto horizonte para las personas. Aunque hablen catalán.

la foto

Cuando se desvía el camino deportivo de un club hacía otros derroteros, como el puramente político, se corre el riesgo de dañar seriamente la imagen de ese club además de afectar negativamente al deporte que se practique. Este es el caso del magnífico Fútbol Club Barcelona, que históricamente ha sido moneda de cambio para los intereses políticos de turno.

Da lástima comprobar a diario como muchos aficionados al fútbol, y los que no lo son, expresan una mala opinión de ese gran club debido a la actitud sectaria de sus dirigentes que se rinden -gustosamente o no- a maniobras políticas que nada tienen de deportivas.

El turbio clima social que Barcelona ha padecido con mayor o menor intensidad en su historia reciente ha marcado al club desde su fundación en 1899. En tiempos recientes su posicionamiento identitario hacia el independentismo catalán, utilizando la imágen de sus deportistas para influir en este sentido que le está costando una pérdida progresiva de su reputación deportiva; y algo más: el rechazo de una ebullición que va dibujándose en el hervor de la antipatía, por no llamarlo odio.

Malo es constatar que el club azúl grana publica en la página 1930-1939 Luchando contra la historia, de su website http://www.fcbarcelona.es/club/historia donde se lee textualmente:

El FC Barcelona estaba comprometido con la situación social, política y cultural iniciada por la Generalitat republicana. El boletín oficial del Club, en octubre de 1932, lo dejaba muy claro: «En la popularidad de nuestro club entran, innegablemente, elementos extradeportivos.» La participación en actos políticos y culturales formaba parte de dicho compromiso.

La década de los años treinta estuvo marcada por una inestabilidad política y una crisis general que inevitablemente afectaron al FC Barcelona. En esos 10 años se vivió la muerte del fundador, una República, la Guerra Civil y el asesinato del presidente Josep Suñol; un clima de precariedad que redujo el número de socios y obligó a rescindir los contratos de algunos jugadores.

Y es que el sectarismo suele devolver las cornadas sobre unas heridas que nunca acaban de cicatrizar, porque siempre existe la memoria para rebatir, argumentar y contra argumentar todo hasta el origen de los tiempos. Al leer lo que publica -en clave algo sectaria- el Fútbol Club Barcelona en su website recordé un episodio luctuoso de algunos socios del club que fueron asesinados por el hecho de no ser nacionalistas, y es que cuando se empiezan a depurar los cuadros internos de una organización por sus ideales hace que se vislumbre un inquieto horizonte para las personas. Aunque hablen catalán.

Anuncios

Un comentario en “Fútbol Club Barcelona como histórico instrumento político

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s