Prohibir la construcción de mezquitas en “territorio infiel”


Imagen

¿Por qué permitir, e incluso facilitar, la construcción de mezquitas en “territorio infiel” si algunos gobiernos islámicos prohíben las iglesias en su tierra?

El Rey de España ha estado recientemente de gira por Oriente Medio en un viaje de clara orientación comercial, ya que su séquito estaba formado básicamente por hombres de negocios y el contenido de las noticias que nos llegaban alababa las ´excelentes´ relaciones del monarca y los excelentes acuerdos comerciales que iban cerrando. Pero sobre derechos humanos, libertades, persecución religiosa o la penosa situación de la mujer, ni una palabra, ni un comentario.

El caso del régimen saudí, quizá el más intolerante del planeta en materia de libertad religiosa, es especialmente llamativo. La monarquía de los Saud mantiene excelentes relaciones comerciales con Occidente en su calidad de primera potencia petrolera, al tiempo que prohíbe la construcción de iglesias en la península arábiga. El hecho de que las autoridades saudíes castiguen la posesión de una Biblia no impide que sean las mayores donantes de fondos para la construcción de mezquitas en Europa y en Estados Unidos.

Según los datos oficiales publicados por la prensa saudí, el régimen de Riad ha financiado más de 1.500 mezquitas en el extranjero -de las que más de 1.300 solo en territorio europeo y norteamericano-, así como unos 2.000 centros islámicos. Un ejemplo de su magnanimidad es la mezquita de la M-30 madrileña. El impulso financiero se ha relajado en Estados Unidos desde los atentados del 11-S (15 de los 19 terroristas eran saudíes), pero aún así la presencia de capital saudí es masiva en las mezquitas de Norteamérica.

¿Es posible invocar el principio de reciprocidad y prohibir la financiación saudí de mezquitas en Occidente? El marco de libertades impide, sobre el papel, esa posibilidad en Europa y en Estados Unidos. Pero en 2010 el gobierno noruego prohibió la construcción de una mezquita en el norte del país dado que el dinero -muchos millones de dólares- procedía de Arabia Saudí. Cuando las asociaciones musulmanas pidieron argumentos, el gobierno noruego explicó que su negativa a aceptar el dinero de Riad se mantendría “mientras siga siendo un crimen en Arabia Saudí establecer una comunidad cristiana”.

El experto egipcio Samir Khalil Shamir (1)piensa queaunque el principio de reciprocidad no debe se aplicado al resto de los fondos que financian mezquitas en Europa, sí hay cosas concretas que los gobiernos occidentales pueden hacer para “estimular” al régimen saudí. “En mi opinión -afirma el experto egipcio en su libro “Cien preguntas sobre el islam”- se podría considerar estos capitales como dinero negro, y dictar medidas para bloquearlo e impedir su uso en Europa, o vincularlo al menos a una mayor libertad religiosa en los países de origen”. El caso noruego ha marcado un claro precedente.

(1)Samir Khalil Samir (El Cairo, 1938) Filosofo y Teólogo islámica. Autor de Cien preguntas sobre el Islam.Entrevista a Samir Khalil Samir, editado por Giorgio Paolucci y Camille Eid (Genoa: Edward Arnold, 2002) ISBN 88-211-6462-4

Anuncios

Un comentario en “Prohibir la construcción de mezquitas en “territorio infiel”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s