La legal participación de España en la guerra de Iraq sobre la que la izquierda insiste en seguir mintiendo a los españoles


Al día de hoy son muchos los convencidos de que España participó, en 2003, en la guerra de Iraq sin permiso de la ONU. Y otros tantos creen que la participación de España en la guerra de Libia se hizo dentro de la legalidad.

Pues ni lo uno ni lo otro porque, en ambos casos, las creencias o convencimientos de las masas se basan en las mentiras y la propaganda política del momento y no en la realidad de los hechos.

No es difícil ni complicado saber la verdad, ni tampoco probar los hechos, pero sí son difíciles de asimilar por los que se han dejado engatusar por cantos de sirena de la izquierda política, ávidos de conseguir y mantener el poder para su propio beneficio.

Una simple comparación de sucedido en Iraq y de lo sucediendo en Libia, aparte de un vistazo a los datos reales, pueden arrojar un punto de luz a todos aquellos que todavía están cegados por su fanatismo ideológico.

Imagen

Ambas guerras tienen el respaldo de la Naciones Unidas

Nadie puede decir que España participó de forma ilegal en la guerra de Iraq.

– En la guerra de Iraq se aprobaron dos resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas: una fue la Resolución 1483 ( aprobada el 22 de mayo de 2003) y la otra la Resolución 1511 (aprobada el 16 de octubre de 2003).

– En la guerra de Libia se aprobó la Resolución 1973 (aprobada el 17 de marzo de 2011), también del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

La dos formas de la participación española

España jugó un papel importante a nivel internacional en la guerra de Iraq, pero como país aliado y junto a EEUU. Hay que dejar claro que España NO participó en el inicio de la guerra, que debe entenderse como la invasión terrestre del 20 de Marzo de 2003 del territorio iraquí, aunque sí participó prestando su espacio aéreo y sus bases al ejército de EEUU y, tiempo después, también en el conflicto de Afganistán.

También hay que dejar claro que la participación de tropas españolas en territorio iraquí NO fue ofensiva ni invasora, y siempre bajo el paraguas de la ONU (ver resoluciones en punto 1).

España jugó un papel importante en la guerra de Libia al formar parte directa de la alianza entre Francia, Reino Unido, Italia y EEUU, para realizar la llamada operación Odisea del amanecer, un término eufemístico que se refiere a lo que se conoce como Zona de Exclusión Aérea.

Sin embargo, y esto es lo más importante, mientras en la guerra de Iraq nuestro país no participaba en acciones de combate, en la de Libia sí lo hace y además desde el inicio del conflicto: seis cazas F-18, una fragata F-100, un submarino están en Libia, aparte del uso de las bases de Morón y Rota por las fuerzas de la alianza.

Sin autorización del Congreso.

Cuando J.L.R. Zapatero, fue investido presidente del gobierno español, se creó una una norma/ley por la cual cualquier intervención militar de España en el extranjero debería obtener primero la aprobación de la mayoría del Congreso de los Diputados.

En el caso de la guerra de Libia, la intervención de las fuerzas españolas no cumplió la Ley española y, por tanto, fué ILEGAL porque no realizó la obligada consulta parlamentaria en el momento del inicio de las operaciones militares.

Hay que aclarar que en caso de haber existido dicha norma/ley durante el gobierno de Aznar, la participación de España hubiese tenido la aprobación del Congreso de los Diputados porque los diputados del PP en dicha cámara representaban más de la mitad del total.

Conclusión

No hace falta ser un genio para darse cuenta que todo es al revés de como nos lo cuentan o algunos nos quieren hacer creer. La participación española en la guerra de Iraq fue legal según las resoluciones de las Naciones Unidas.

Es de público conocimiento que la guerra de Iraq fué, y sigue siendo, una eficaz arma electoral machaconamente repetida por la izquierda española para conseguir el poder, desde los días de reflexión antes del inesperado triunfo electoral del presidente -por accidente- J.L.R.Zapatero; y de paso con la “ayuda” de la masacre, de Madrid, del 11M.

Si alguno tiene otros argumentos reales, no mentiras políticas, que demuestre lo contrario, será bienvenido si desea exponerlos racionalmente.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s