Sin ciudadanos bien formados, no es posible la democracia.


Muy cierto, aunque el sentido del texto vaya en otra dirección.

Muy cierto, aunque el sentido del texto vaya en otra dirección.

Aunque el texto que exhibe en su pancarta el manifestante de la fotografía, reivindique aspiraciones más mundanas y crematísticas que intelectuales; sigue siendo un texto muy cierto. Sin una elevada formación integral del individuo no es posible que se pueda desarrollar una Democracia en plenitud.

Una Democracia culta, no puede regirse por la norma militar de: “Apto para el servicio…el valor se le supone”. Para gobernar una nación, hay que elegir a alguien con “Valor Probado“, si no quiere jugar a la ruleta rusa. Los ciudadanos en una Democracia culta, estudian la biografia, la idoneidad del candidato y sus meritos académicos y profesionales.

Hugo Grotius, gran jurista y difusor en Europa de las ideas de la Escuela de Salamanca, afirmó hace cuatro siglos:

Un hombre no puede gobernar una nación, si no puede gobernar una ciudad, no puede gobernar una ciudad si no puede gobernar una familia, no puede gobernar una familia si no es capaz de gobernarse asi mismo, a causa de sus pasiones, mentiras e irracionalidad.

.

El pueblo que elige por segunda vez a un Presidente como J.L.Rodríguez Zapatero, es culpable de irresponsabilidad visceral. Como quiénes eligen una opción experimental como Podemos, cuyo méritos nacen de un cierto éxito mediático de su cara visible –Pablo Iglesias– , del impulso de salida desde una Universidad politizada -la Complutense–  y de un discurso populistamarxista-bolivariano transnochado cuyo resultado en la realidad venezolana no deja dudas de su carencia democrática.
.

Ahora nos toca volver a oír propuestas de la receta fracasada de un comunismo salvador que ha demostrado repetidamente su incapacidad para impulsar el bienestar, y a la par ha sido muy eficiente en instalar miseria y sufrimiento.

Francisco de Vitoria, óleo obra de Aurelio Vera-Fajardo Picatoste, firmado y fechado en 1929

Francisco de Vitoria, óleo de Aurelio Vera-Fajardo Picatoste,1929.

Hace casi seiscientos años que el clarividente humanista Francisco de Vitoria vaticinó:

“Si los bienes se poseyeran en común serían los hombres malvados e incluso los avaros y ladrones quiénes más se beneficiarían. Sacarían más y pondrían menos en el granero de la comunidad”

El Padre Francisco de Vitoria -como gran economista adelantado a su tiempo, que era- sabía del resultado negativo de la propiedad colectiva –comunismo-, porque sabía que la condición humana ocultaba vícios como el egoísmo y la ferocidad del “hombre contra el hombre”. Aquella visión medieval persofinicada en nuestros días en diversos grupos de izquierda que vuelven a proclamar la repetición del descomunal error del comunismo, es la que padecemos de nuevo en España. Y es que con escasa formación cultural e ignorancia generalizada, especialmente histórica, la democracia no es corra peligro, sino que se convierte en una utopía. Y más a más si el modelo tiene tufo bolivariano.

¡Qué diferencia de esta España, con aquella que fue, en la que florecieron jurisconsultos que iluminaban el Derecho y la Justicia en Europa!

Anuncios

Un comentario en “Sin ciudadanos bien formados, no es posible la democracia.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s