Un PSOE que se hunde busca su otro Pablo Iglesias


Imagen

12/06/2014

La lista de renuncias es prolija en los últimos días: Rubalcaba, el Rey, Durán i Lleida, Susana Díaz y ahora, Pere Navarro. Veremos alguna ‘sorpresa’ más en los próximos días.

Un efecto dominó trasversal con epicentro en el partido socialista que se desmorona en las urnas desde hace dos años como consecuencia de la herencia Zapatero, su pérdida de identidad y la crisis ideológica que le trajo por añadidura, la crisis económica.

En el PSOE andan a la pesca de Secretario para un partido en el que se van reduciendo los peces. Anuncia hoy Soraya Rodríguez no va presentarse, y si lo han confirmado, además de Madina, Jose Antonio Pérez Tapia, Alberto Sotillos y Pedro Sánchez.

Imagen

La desazón, ‘la tristeza’ que reconoc algunos cargos del partido ante la última marcha anunciada, la de Pere Navarro, es grande. Se les marcha el perfil más ‘moderado’ de un PSC que ha generado más de un quebradero de cabeza a la dirección federal en el último año por su ‘derecho a decidir’.

Aún así, desde el PSOE apuntan a una ‘lógica cascada de deserciones en las federaciones territoriales que han quedado por debajo del 23% de voto en las últimas elecciones europeas. “¿Cómo es posible que se escondan detrás de la dimisión de Alfredo y que sólo tengan culpa de esto Zapatero y Rubalcaba?”. Algunos, poco sospechosos de rubalcabistas, apuntan directamente a otras federaciones que ‘han quedado en un brete: Madrid y el País Vasco, y sus dos barones, Tomás Gómez y Patxi López.

Alfredo Pérez Rubalcaba ha dado un gran ejemplo. Ha decidido renunciar por la debacle, y los que han sacado un resultado aún peor, deben plantearse qué van a hacer. En este sentido, y no en otro, enmarcan el encuentro de Patxi López con Susana Díaz de el martes en Sevilla porque “no parece razonable que siga, y eso que a Patxi le doy un margen porque hay territorios donde hay más voto PSOE”, dijo Susana Díaz.

La preocupación es mayor porque este efecto dominó coincida con una crisis de liderazgo que renovará de arriba abajo el Partido Socialista Obrero Español, en el que la máxima de recuperar la izquierda para luego volver al centro, le puede llevar a la tentación de rozar perfiles radicales como el Pablo Iglesias de Podemos. Si no se le adelanta Izquierda Unida, que desde las elecciones europeas se ha puesto la pilas para pescar en el río de la izquierda callejera.

Con temor, resuenan las palabras de hace un tiempo, de Patxi López: “Nuestro viejo partido se está transformando en un partido viejo”. Viejas formas, viejas caras que los candidatos quieren “revolucionar” mientras los veteranos socialistas piden “cabeza, ideas y proyecto”. El PSOE busca el efecto Podemos de un Pablo Iglesias distinto a aquél de quién Rubalcaba hizo un mantra en las últimas elecciones generales: Si Pablo Iglesias levantara la cabeza…”

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s