La ‘democracia’ de Podemos y su modelo cubano.


Representantes de la 'monarquía' hereditaria cubana.

Representantes de la ‘monarquía’ hereditaria cubana.

Es descabellado el recorte de libertades económicas que propone Podemos, sus planteamientos en lo relativo a la democracia en sí son aún más preocupantes. Muestra de ello es lo que dijo el hoy líder y eurodiputado de ese partido, Pablo Iglesias, en una entrevista al medio castrista Cuba Información el 12 de junio de 2013.

El ahora líder de Podemos se refirió en todo momento a la dictadura con el término “Revolución cubana”, con el que el propio régimen disfraza su naturaleza antidemocrática. Imaginaos lo que pasaría si un dirigente político de cualquier partido concediese una entrevista sobre el franquismo, un régimen autoritario ya desaparecido, sin usar ni una sola vez la palabra “dictadura” ni referirse a la violación de derechos humanos. Pues eso es exactamente lo que hizo Pablo Iglesias en esa entrevista, que versa sobre un régimen tiránico que aún existe y que lleva más de medio siglo usurpando a los cubanos sus libertades más elementales, empezando por la libertad de expresión, la libertad de manifestación y la libertad de prensa.

Iglesias dijo que Cuba ha sido su referencia y quiere que siga siéndolo

Lo más parecido a una crítica a ese régimen que hizo Pablo Iglesias en dicha entrevista fue lo siguiente: “la Revolución tiene que reinventarse, porque las condiciones actuales ya no son las mismas de finales de los años 50. Cuba se enfrenta a muchísimos desafíos, en lo económico, en lo político, en sus relaciones internacionales. Para que siga siendo una referencia de emancipación, una referencia para toda América Latina y para la izquierda mundial, seguramente hay cosas que deberán cambiar.” Pablo Iglesias no explicaba qué cambio propone para Cuba, pero nada más decirlo matizaba sus palabras y manifestaba su apoyo al régimen comunista: “Esto no lo planteo como una crítica eurocéntrica –porque es fácil decirle a los cubanos, desde Europa: “Uds. deben cambiar para gustarnos más a nosotros”–, sino desde el apoyo y la preocupación que la izquierda tiene por que los países como Cuba, que han sido una referencia para todos nosotros, sigan siéndolo en el futuro.”

No dijo ni una palabra sobre la falta de libertades en Cuba

Aunque quizás lo peor de la entrevista es lo que Pablo Iglesias no dijo: no emitió ni una sola crítica a los abusos de esa dictadura, a su propia condición antidemocrática, ni al hecho de que en Cuba aún existan presos políticos, que sea un régimen de partido único y que la oposición democrática se vea perseguida y acosada por sistema. De hecho, resulta significativo que ante un régimen que se ha convertido en una monarquía comunista a estilo de Corea del Norte -con la única salvedad de que allí la jefatura del Estado salta de padres a hijos, y en Cuba se ha pasado de un hermano a otro- Pablo Iglesias no diga nada. Sin embargo, unos meses después acusaba de “infamia” a la monarquía española, respaldada por los españoles de forma masiva en el referéndum constitucional de 1978. ¿Lo que le molesta a Pablo Iglesias de nuestra monarquía es que el monarca no es como Fidel Castro?

El programa de Podemos evita toda crítica a las dictaduras comunistas

Teniendo en cuenta lo que dijo Pablo Iglesias en esa entrevista, uno se pone a repasar el programa electoral de Podemos y surgen muchos interrogantes:

  • En la página 9 reclama: “Democratización de todas las instituciones, incluida la jefatura de los Estados”. ¿Va a pedir Podemos que la jefaturas de los Estados cubano, chino o norcoreano se democraticen, o a ésos prefiere no molestarles?
  • En la página 10 propone: “Defensa decidida de la libertad de expresión, reunión, asociación, manifestación y participación política”. ¿Pablo Iglesias y su partido van a reclamar esas libertades en Cuba, donde no se respeta ninguna de ellas? ¿Puede explicar Pablo Iglesias con qué credibilidad reclama eso para Europa después de afirmar que la dictadura cubana es uno de sus países de referencia?
  • En la página 11 afirma: “Garantía de la libertad de conciencia, e impulso de medidas orientadas a garantizar la no-discriminación por razones de credo o religión”. ¿Y qué piensa Podemos de la persecución sistemática a cristianos por razón de su fe en dictaduras de ultraizquierda como China, Vietnam y Corea del Norte? Hasta ahora no ha dicho nada al respecto. Su programa, que habla del incumplimiento de derechos humanos en Israel, no menciona a ninguno de los países que discriminan y violan los derechos humanos de los cristianos. ¿Acaso considera que cuando los cristianos son víctimas de esos abusos, el problema no es digno de mención ni merece ninguna medida de presión contra los países que actúan así?
  • En la página 26 habla de “favorecer el desarrollo de los países del Tercer Mundo y emergentes, primando las relaciones comerciales con países democráticos y que garanticen los derechos humanos y penalizando el comercio con los que se alejen de estos principios”. ¿Significa esto que Podemos va a pedir que se penalice el comercio con Cuba, ese país de referencia para Pablo Iglesias?
  • En la misma página, el programa reclama: “Promover el aislamiento activo (imposibilidad de participar en proyectos comunes subvencionados) a las entidades e instituciones de países con gobiernos o parlamentos que no defendan los Derechos Humanos.” ¿Va a pedir Podemos es “aislamiento activo” a entidades e instituciones de la dictadura cubana en España?
  • También en la página 26 el programa de Podemos dice: “Aplicación de las directivas europeas relativas al racismo, xenofobia y apologías del fascismo, con las consiguientes medidas punitivas contra su apología y de reparación hacia las víctimas.” ¿Por qué Podemos elude mencionar a las víctimas del comunismo, ideología que ya ha dejado 100 millones de muertos? ¿Acaso todos esos seres humanos no son merecedores de una reparación, ni siquiera de una mención en dicho programa? ¿Podemos considera digno de castigo que se ensalce a una dictadura fascista, pero no que se ensalce a una dictadura comunista?
  • En la página 28 habla de países que no respeten los derechos humanos pero se limita a citar a Israel. De hecho, hay dos menciones a Israel en el programa, y otras dos a Estados Unidos, todas ellas negativas, pero ni una sola a Cuba, China y Venezuela. ¿Para Podemos los gobiernos de Cuba, China y Venezuela sí que respetan los derechos humanos y no merecen ser objeto de ninguna crítica?

En resumidas cuentas: ¿con qué cara Podemos pretende ir de defensor de los derechos humanos y la democracia, si calla ante las dictaduras comunistas y su líder tiene a una de esas tiranías por país de referencia? A lo largo de la historia ya hemos visto a demasiados charlatanes que se han aprovechado de las crisis de las democracias para proponer cambios radicales, apelando a la demagogia y al populismo, y finalmente algunos de esos charlatanes -Lenin, Mussolini, Hitler…- han acabado instaurando regímenes mucho peores que los que ellos criticaban. Desde luego en España podremos tener una democracia defectuosa, pero prefiero esto a lo que tienen en Cuba y Venezuela, que son los modelos de Podemos y de su líder.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s