España muy lejos de la eficacia y cultura del deber de la educación finlandesa.


imafinaescuelages¿Qué factores y características explican la excelencia de la escuela finlandesa y, más en concreto, su superioridad respecto de la española? Este es el tipo de cuestiones que deberían estar en el tapete, si es que realmente nos preocupase la educación española. Pero no, todo gira hoy en torno a los intereses de los profesores-funcionarios por mantener, a toda costa, inalterados sus privilegios.

Las claves del éxito de la escuela finlandesa hay que buscarlas en una serie de elementos que se combinan para dar ese resultado. El primero de ellos es la altísima calidad del personal que forma a los maestros. Los profesores de las facultades de Pedagogía son en su gran mayoría doctores. Además, los finlandeses cuentan, según el QS World University Rankings 2011, con una universidad entre las 75 mejores del mundo, mientras que… ¡España no cuenta con ninguna entre las 150 mejores!

El segundo elemento explicativo del éxito finlandés es el alto nivel de excelencia de sus profesores en general, lo que tiene su origen no solo en la exigente formación que reciben, sino en el proceso de selección de los aspirantes a la propia carrera de profesor. Solo uno de cada diez solicitantes logra acceder a ella, es decir, solo los estudiantes mejor dotados y motivados logran convertirse en profesores.

De ello se deduce el tercer elemento de éxito: la profesión de maestro otorga un alto estatus en Finlandia, y para nadie es fácil impugnar la autoridad de los profesores. Esto tiene efectos decisivos respecto del ejercicio mismo de la labor docente, pero es que además explica el cuarto hecho distintivo del éxito finlandés: los políticos se cuidan de meterse en el campo educacional y convertirlo en arena de sus disputas, antojos y proyectos ideológicos. Nada parecido a la LOGSE se ha visto en Finlandia, sino todo lo contrario. Existe un sólido acuerdo para dejar a los maestros que hagan lo suyo y no alterar la estabilidad de la escuela. De hecho, la escuela finlandesa debe de ser una de las que menos reformas ha padecido en las últimas décadas.

los políticos se cuidan de meterse en el campo educacional y convertirlo en arena de sus disputas, antojos y proyectos ideológicos

De aquí se deriva el quinto elemento explicativo del éxito finlandés: la gran autonomía de los centros educativos y de los maestros a la hora de articular su labor. Los maestros gozan de una libertad que se han ganado sobremanera: ahí está el respeto generalizado por lo que hacen.

Esto nos lleva al sexto hecho decisivo: no se aceptan el fracaso ni la mediocridad en el ejercicio de la función docente. Esto es lógico cuando se cuenta con un cuerpo docente tan seleccionado, prestigiado y respetado, que lógicamente cuida su buen nombre como el mayor de sus capitales. Los centros saben lo que pueden exigir de un profesor, y si este no gestiona su trabajo de forma satisfactoria, lo cambian por otro. Se trata de premiar la excelencia y la eficacia, para lo cual, evidentemente, todos han de competir con todos en igualdad de condiciones. Este sistema implica que los profesores no tienen el privilegio de poseer contratos vitalicios, es decir, no son funcionarios de carrera, como sí son los españoles.

En séptimo lugar tenemos la disciplina y los controles de calidad. Se trata de un compromiso asumido por los profesionales, los padres y los educandos. No solo se controlan sistemáticamente los rendimientos, sino que los atrasos, la inasistencia y el incumplimiento en la entrega de deberes son considerados graves faltas al sentido del deber y tienen consecuencias. ¡En Finlandia no hay cabida para el “No pasa nada” español!

Finalmente, debemos hacer notar un elemento de mayor amplitud y complejidad. No cabe duda de que los resultados mediocres de los alumnos españoles en informes como los PISA hunden sus raíces en el entramado cultural que se ha desarrollado en las últimas décadas: la cultura del poco esfuerzo. En Finlandia, por el contrario, sigue rigiendo la cultura del deber.

Es este conjunto de cuestiones lo que debemos discutir, con seriedad y urgencia, ya que lo peor sería que, conscientes de nuestro talón de Aquiles, siguiésemos resignados, mientras el futuro de España está en juego.

profesores

¿El transfondo de los aspirantes a la docencia en España, reside en la aspiración a convertirse en funcionarios públicos?

Una de esas tareas prioritarias de los Gobiernos españoles, quizá la más difícil, consistirá en abolir el monopolio del uso de los recursos públicos en educación y los privilegios otorgados a los profesores-funcionarios, como la inmovilidad laboral. El motivo fundamental de esta medida es la necesaria transición hacia un mercado laboral más homogéneo, donde todos compitan con todos y la excelencia se pruebe constantemente. Esta ha de ser una de las bases de un gran cambio que nos permita dar inicio a un proceso de transformación del capital humano español mediante el reconocimiento de la calidad y la eficacia educativas como parte estratégica de un nuevo modelo productivo, que España tanto necesita.

Las crisis pueden ser también momentos propicios para emprender grandes reformas. El reloj juega en contra de España. Aquello que durante mucho tiempo no hemos sido capaces de pensar, decir o afrontar se ha transformado en algo urgente, ante el evidente fracaso de nuestro alumnado. Todo ello requerirá de mucha valentía, para llamar a las cosas por su nombre y sobrellevar los riesgos políticos de decir lo que se debe y no solo lo que se puede. Y si conseguimos llegar a tener políticos patriotas, serios y responsables que sean capaces de acordar un gran pacto de Estado en la Educación para acabar de una vez con el arma arrogadiza -y partidaria- que hacen de la Enseñanza, mejor que mejor.

Aunque tal vez en una nación de españoles muy formados, este tipo de políticos -y políticas- que padecemos no tendrían cabida.

Anuncios

11 comentarios en “España muy lejos de la eficacia y cultura del deber de la educación finlandesa.

  1. Excelente articulo. Tengo varios amigos profesores, varios en el ámbito universitario y otros como profesores de Instituto. He notado según sus comentarios y la evolución “ficticia” de las notas de algunos familiares en edad de estudiar que se esta puntuando de mas en las primeras fases como primaria y etapas de la ESO para luego llegar a esos terroríficos casi 100% de aprobados en la Selectividad. Mas tarde en la Universidad ocurre todo lo contrario, ratios de aprobados menores del 30% en algunas asignaturas que nos hablan de que algo falla en el sistema en su conjunto.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por tu amable comentario. Claro que hay algo que falla en el ‘sistema’ educativo español. Falla la base entendida como sus tres círculos primarios: la educación en el seno familiar, la interacción de las familias con los centros eductivos y sus educadores (me gusta más la plabra Maestro, pero quedan pocos) y la responsabilidad de los gobernantes españoles que utilizan la educación como arma política. Y esto ha hecho un daño ya irreparable y con pocas perspectivas de arrglo a corto plazo. En mi humilde opinión.

      España muy lejos de la eficacia y cultura del deber de la educación finlandesa. http://wp.me/p4kR84-N9

      Me gusta

      • Desde luego que hay Universidades ‘altamente politizadas’, no hay más que recordar la tristemente célebre Facultad de C. Políticas de la madrileña Complutense; y lo que a modo de corrupción moral puede llegar a hacer con sus alumnos. Para muestra sirve un botón:

        La metamorfosis de una alumna de la Complutense en 3 años.

        Y si, estoy de acuerdo en es un plan de agitación calculado y bien ejecutado, desde fuera y desde dentro. Desde luego que muchos de los recursos sin son extranjeros, y su procedencia está clara: “El dinero venezolano riega los hongos (CEPS) de la Fundación de Pablo Iglesias” http://wp.me/p4kR84-5h

        Me gusta

      • Acabo de leerlo. Es alucinante como las grandes operaciones políticas de la transtienda quedan en la desmemoria. Desconozco si llegaremos a conocer los detalles sobre el 23F y sobre el abominable 11M, pero mis jóvenes hijos -muy informados- seguro que ‘alucinarán’… también en mi nombre.

        Me gusta

  2. Soy profesor de Matemáticas y creo que, en algunos casos, certificamos conocimientos a alumnado que realmente no los posee (o que no han adquirido significativamente, por lo cual no son duraderos). Esto tiene algunas consecuencias: A medio plazo, hay que repetir constantemente contenidos que ya deberían estar asimilados y funcionales, curso tras curso. También estoy de acuerdo con el comentario de “tecnicopreocupado” en cuanto al rendimiento académico, pero también en cuanto a la actitud y el saber estar en las aulas de los jóvenes universitarios. VER: http://www.hoy.es/sociedad/201406/20/monumental-enfado-profesora-hacia-20140620182510.html
    A largo plazo, el progreso cultural de la sociedad se ralentiza debido a que no hay una verdadera aceptación de “aquellos contenidos transversales” o educación en valores que la CIENCIA, la CULTURA y la FILOSOFÍA, a través de la escuela, habrían de transmitir. De hecho, tales valores suelen caer en contradicción con los valores imperantes en la televisión, el círculo familiar, las “subculturas”, etcétera.
    Por último, me preguntaba hace un rato: ¿Cuántos alumnos por aula tendrán los fineses en las edades con las que suelo trabajar (de 11 a 17)?

    Le gusta a 1 persona

    • Estoy de acuerdo con tu comentario Antonio. Creo entrever en tu expresión “…’contenidos transversales’ o educación en valores” que aprecias una carencia en formación humanística. Yo mantengo mi convicción de que la carencia reside (por este orden): en carencias formativas en el seno familiar, mala comunicación padres-profesores (me gusta más la palabra Maestro) y una más que perversa conducta política por los gobernantes que padecemos que no tienen escrúpulos en utilizar la Educación como arma partidria.

      En Finlandia se ronda los quince alumnos por aula, y comienzan la escolarización a los… ¡siete años! muestra de la importancia de la formación básica en la esfera familiar.

      Saludos cordiales Antonio, gracias por tu comentario.

      Me gusta

    • Desde luego que las TI’s son fundamentales, y por tanto es muy importante tener sólidos conocimientos del mundo Web; pero siendo conocimientos complementarios, entiendo que poseer una sólida base formativa es el principio de todo. Y como sólida base me refiero a una formación humanística sin fisuras, porque a partir de ahí todo se asimila mejor y se aplica el conocimiento de forma más eficiente.

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s