Antes de la Primera Guerra Mundial el pasaporte no era obligatorio.


27731269_7535744Una de las primeras referencias conocidas a lo que podría ser un pasaporte se encuentra en la Biblia, en el versículo de Nehemías 2:7-9, atribuida al 450 a.C. Se cree que Nehemías, un funcionario de su rey Artajerjes I de Persia, pidió permiso para viajar a Judea, el rey le concedió la licencia y le entregó una carta “para los gobernadores del otro lado del río” a modo de salvoconducto.

En el califato islámico medieval, se utilizó un tipo de pasaporte en la forma de un bara’a, un recibo de impuestos pagados. Sólo los ciudadanos que pagan sus impuestos Jizya zakat se les permitía viajar a diferentes regiones del Califato, por lo tanto la recepción bara’a era “un certificado básico de los viajeros”.

La palabra pasaporte se asocia a un documento que se pedía en la época medieval para cruzar la puerta de la muralla que rodeaba la ciudad. A los viajeros se les hacía un documento donde se detallaban las ciudades a las que se les permitía entrar.

Al rey Enrique V de Inglaterra se le atribuye haber inventado lo que algunos consideran el primer pasaporte cierto, a pesar de los ejemplos anteriores citados, como un medio para ayudar a sus súbditos que viajaban fuera del reino.

En la última parte del siglo XIX y hasta la Primera Guerra Mundial, los pasaportes no eran necesarios, en general, para viajar dentro de Europa, y el cruce de una frontera era un procedimiento relativamente sencillo. Por lo tanto, relativamente pocas personas utilizaban pasaportes. El Imperio Otomano y el Imperio Ruso mantienen los requisitos de pasaporte para viajes internacionales, además de un sistema de pasaporte interno para controlar los movimientos dentro de sus fronteras. 

Los primeros pasaportes solo incluían una descripción del titular, las fotografías no se añadirían hasta las primeras décadas del siglo XX, cuando la fotografía se extendió.

Durante la Primera Guerra Mundial, las naciones europeas comenzaron a exigir el pasaporte por razones de seguridad y para controlar la emigración de ciudadanos con habilidades útiles, con el objetivo de elaborar un censo de la mano de obra inmigrada. Estos controles se mantuvieron después de la gran guerra, y se convirtió en estándar de procedimiento, aunque no sin controversia. Turistas británicos de la década de 1920 se quejaron, en especial de las fotografías adjuntas y descripciones físicas, que a su juicio les sometía a una “deshumanización desagradable“.

11111111111111111111111111111123erghnmimagesEn 1920, la Liga de las Naciones se celebró una conferencia sobre los pasaportes en la que se acordó la implantación del pasaporte con un diseño normalizado.

Las Naciones Unidas celebraron una conferencia de viajes en 1963, con escaso resultado. Curiosamente la estandarización del pasaporte, tal y como le conocemos, se produjo en 1980, bajo los auspicios de la Organización de Aviación Civil Internacional.

Anuncios

Un comentario en “Antes de la Primera Guerra Mundial el pasaporte no era obligatorio.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s