Felipe González y su red de pelotazos, incluído su sobrino en Invercaria.


Un atestado de la Policía apunta que la empresa de capital riesgo andaluza incluyó a Juan María González Mejías como “trabajador fantasma” y le concedió préstamos personales “por importes superiores a lo establecido en el convenio que regula las relaciones laborales“.

 

Juan María González Mejías

Juan Maria González Mejías, sobrino del ex presidente Felipe González

El juez del ‘caso Invercaria’ ha imputado a una serie de exdirectivos de esa empresa de capital riesgo andaluza, entre ellos a Juan María González Mejías, sobrino del expresidente del Gobierno Felipe González, por haber sido un “trabajador fantasma” o “intruso” y haber recibido préstamos irregulares.

Juan María González Mejías, fué secretario general de Innovación, Industria y Energía de la Junta de Andalucía, cobró durante dos años y tres meses una nómina de la sociedad pública de capital riesgo Invercaria, perteneciente a la propia Junta de Andalucía, sin prestar sus servicios en la empresa pública.

Fuentes del caso han informado de que el juez de instrucción 16 de Sevilla ha citado el 20 de octubre a González Mejías, al expresidente de Invercaria Tomás Pérez Sauquillo, al exdirector de Promoción Cristóbal Cantos y al exdirector Financiero Antonio Nieto.

El juez acuerda abrir en el ‘caso Invercaria’ una pieza nueva titulada ‘Personal’, pide diferente documentación sobre los despidos y acuerda remitir el atestado del Grupo de Blanqueo de Capitales de la Policía en que se basan estas últimas imputaciones, a los peritos judiciales que ya estudian las indemnizaciones por despido en la empresa de capital público de la Junta de Andalucía, Invercaria. Las nuevas imputaciones se han producido en la causa judicial que investiga una treintena de inversiones de la sociedad de capital riesgo Invercaria, caso en el que ya han declarado como imputadas veinte personas en la rama central y en los cuatro sumarios investigados hasta ahora.

 

InvercariaInforme policial

La Fiscalía Anticorrupción había pedido la imputación de estas personas después de que un informe del Grupo de Blanqueo de la Policía diese cuenta de posibles “trabajadores fantasma” como González Mejías por haber compartido durante meses el mismo cargo de director de Promoción con Cristóbal Cantos.

Además, el atestado de la Policía sostuvo que Invercaria concedió préstamos personales a Cantos y González Mejías “por importes superiores a lo establecido en el convenio que regula las relaciones laborales“. Invercaria, presuntamente, concedió a González Mejías y Cantos unos préstamos personales superiores a los establecidos en convenio y luego se los condonó “incluyendo en la última nómina, antes de la extinción de la relación laboral, cuantías o conceptos desproporcionados y coincidentes con las deudas pendientes“.

La Policía aseguró que ambos directivos “coincidieron con el mismo contrato” entre el 1 de noviembre de 2005 y el 10 de octubre de 2007, por lo que “necesariamente debe considerarse a González Mejías como un trabajador fantasma o intruso, es decir, que constando formalmente como trabajador dado de alta en la Seguridad Social en realidad no presta servicio de forma efectiva en la empresa“.

González Mejías negó en un comunicado haber percibido retribuciones como “intruso” en Invercaria y aseguró que “jamás durante mi carrera profesional he percibido retribuciones sin haber desempeñado mi labor profesional, como puede darse a entender al utilizar los conceptos ‘trabajador fantasma’ o ‘intruso'”.

 

FELIPE 1índiceA Felipe González le gusta vestir en España como un pensionista que no llega a fin de mes, pero tiene en Tánger una exclusiva finca con playa privada contigua a la del rey Mohamed VI. Y la tiene por concesión afectiva del sátrapa magrebí hacia su persona, ya que el sevillano mantuvo una relación envidiable con su padre. La excelente sintonía de Felipe con Hasan II la facilitó la intermediación del rey Juan Carlos y, sobre todo, la lluvia de dinero público que, en la forma de créditos para la compra de material militar español, dejó caer España sobre Marruecos cuando Felipe gobernaba. Desconocemos si se inspiraron en el Palau de la Música y la familia Pujol para manejar estos dineros, pero es bien conocido su gusto por la lírica catalana. El rey Juan Carlos y Felipe González se apoyaron continuamente en los años ochenta y noventa ayudándose en la consecución de sus objetivos, facilitando siempre el uno la labor del otro. También colaboraron en tareas de Estado y de Gobierno. Pesa sobre Felipe González haber sido el hombre de la CIA que llegó a presidente del gobierno lo que le situa en un descomunal marco de sospecha y pagos de favores. Recordemos todo el chanchullo que se derivó de la expropiación de Rumasa y el pelotazo de Galería Preciados.

fELIPE 2índiceDe tanto tratar con grandes fortunas internacionales, a Felipe González se le han pegado sus costumbres. Los hijos de los muy ricos no trabajan, y ninguno de los hijos varones del ex presidente -cuarentones con familia- tiene oficio conocido.

Felipe también se le ha pegado el deseo por crear un fondo de capital riesgo, una controvertida forma de inversión con muchos detractores dada la facilidad con la que permite aflorar capital revestido de éxito empresarial. El fondo de Felipe se llama Tagua Capital.

Felipe González metió 376 euros en la minicompañía tecnológica de su hijo: Oyauri Investment, inversión que se multiplicó por mil en apenas un mes tras conseguir que el gigante tecnológico Indra entrase en el capital social con 1,5 millones. Tanto el ex presidente como su hijo Pablo González Romero y sus socios podrían acabar llevándose 7,3 millones si su plataforma tiene éxito.

Felipe González es hoy el único dinosaurio de la política capaz de, en menos de 24 horas, pasar de ser besuqueado por amas de casa y receptores PER en los feudos del PSOE en la Andalucía rural más castigada por el paro y la corrupción de su partido, a bailar en la República Dominicana bachata con una multimillonaria en un palacio próximo a la mansión de Carmen Chacón bajo la mirada de Óscar de la Renta. Entre grandes billonarios es donde se encuentra verdaderamente cómodo, a la gente humilde que le aclama en los mítines como una estrella del rock siempre la despreció y fueron su instrumento en el descomunal engaño a los votantes del PSOE.

En lo que a gestión de imagen pública se refiere, Felipe González es un estafador profesional, y por lo que vamos conociendo algunos familiares suyos, también.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s