Al chavista Sáez Valcárcel solo le falta barba y coleta para parecerse al de Podemos


asedio parlament cataluña 2sLa sentencia de la Audiencia Nacional donde se absuelve a los diecinueve acusados por el asedio al Parlamento catalán fue redactada por el magistrado Ramón Sáez Valcárcel, miembro de la Sección Primera de la Sala de lo Penal y uno de los magistrados más escorados a la izquierda de ese tribunal.

Sus palabras recogidas en la sentencia absolutoria no han dejado indiferentes a nadie. Tampoco lo hicieron cuando siendo vocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta de Izquierda Unida en los años 90 Sáez Valcárcel dijo que “la okupación de viviendas no debía ser delito“, o que la independencia es potestad de las sociedades, no de los jueces

En la resolución, el ponente asegura que “cuando los cauces de expresión y de acceso al espacio público se encuentran controlados por medios de comunicación privados, cuando sectores de la sociedad tienen una gran dificultad para hacerse oír o para intervenir en el debate político y social, resulta obligado admitir cierto exceso en el ejercicio de las libertades de expresión o manifestación si se quiere dotar de un mínimo de eficacia a la protesta y a la crítica, como mecanismos de imprescindible contrapeso en una democracia“.

Defensor de Garzón

El que fuera presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos en los ’90, también fue uno de los magistrados defensores a ultranza del exjuez Baltasar Garzón cuando éste decidió investigar los crímenes del franquismo, una aventura judicial que le costó la expulsión de la Audiencia Nacional.

 

Baltasar Garzón está acusado de prevaricación y violación de las garantías constitucionales por ordenar grabar conversaciones que mantuvieron en prisión varios imputados del ´caso Gürtel´.

Baltasar Garzón está acusado de prevaricación y violación de las garantías constitucionales por ordenar grabar conversaciones que mantuvieron en prisión varios imputados del ´caso Gürtel´.

Entonces Ramón Sáez Valcárcel llegó a decir que la ley de amnistía no fue ni “una ley de punto final ni de reconciliacióny que el Estado debía “perseguir los graves crímenes contra los derechos humanos, en cualquier lugar y en cualquier momento que se hubieran producido, precisamente porque no sólo afectan de forma directa a las víctimas, sino que agreden al conjunto de la humanidad por su carácter sistemático y masivo“.

También fue uno de los jueces firmantes del manifiesto promovido por la asociación Jueces para la Democracia -de la que es miembro- el año pasado en contra de la reforma del Consejo General del Poder Judicial desarrollada por el actual ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón.

 

Liberó a Bolinaga

En lo que se refiere a las causas relacionadas con la banda terrorista ETA, Ramón Sáez Valcárcel formó parte del tribunal que decidió excarcelar al etarra Bolinaga en septiembre de 2012 al considerar que el secuestrador de José Antonio Ortega Lara tenía una enfermedad terminal.

bolinaga

Recientemente, este juez votó a favor de la excarcelación masiva de etarras en el Pleno de la Audiencia después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos tumbara la doctrina Parot’ en el caso concreto de la etarra Inés del Río pero antes de que el Tribunal Supremo se pronunciará sobre cómo debía acatarse el fallo de Estrasburgo.

Por otro lado, Saéz Valcárcel también fue el ponente de la sentencia donde se absolvió el pasado mes de junio a cuarenta acusados de pertenecer a Segi, la conocida como cantera de los cachorros de ETA.

Sin embargo, pese a que muchos de sus compañeros de la Audiencia chocan con sus planteamientos jurídicos, nadie duda de su capacidad intelectual. Hace años el CGPJ realizó unos exámenes de especialización a los miembros de la Carrera Judicial; una especie de oposición interna para valorar las capacidades de los togados que querían acceder a los puestos más altos dentro de la Judicatura. Ramón Sáez Valcárcel fue el quinto juez con la puntuación más alta de toda España y el número uno de la Audiencia Nacional.

Esta es la clase de ‘justicia‘ que padecemos en España, politizada hasta la naúsea y sin visos de que sea corregida. Otro pilar más de nuestra democracia que está cargado de explosivos, solo falta accionar el detonador para contribuir a demoler la democracia española. La pregunta es quién es el que terminará dejando caer el pulgar sobre el botón.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s