El juego al que jamás debería jugar un niño.


Aterrador vídeo de niños afganos jugando con el mayor realismo, a terrorismo suicida.

 

Niños jugando a fusilar durante la Guerra Civil española

Los abundantes estudios de niños expuestos a la violencia han demostrado que ellos pueden insensibilizarse ante al horror de la violencia, que imitan la abundante violencia que asimilan incorporando un comportamiento agresivo en función de la mayor o menor exposición a la violencia. Algunos niños aceptan la violencia como una forma de manejar los problemas. Se ha demostrado que cuanto más realista y repetida sea la exposición a la violencia, mayor será el impacto en los niños.

Nos hemos acostumbrado a las diferentes guerras que nos sirven diariamente los medios de comunicación; pero lo peor es que nos hemos acostumbrado a ver con la mayor naturalidad, a los niños jugando a la guerra.

El habitual regalo del cumpleñaos del niño consistente en un revólver del sheriff, o una espada medieval, o galáctica, son objetos que conviven a diario con nosotros en nuestros hogares. Esto sin pensar en lo que se convierten las jugueterías en tiempo navideño, período curioso en el que nos hartamos a desear la Paz a todo ser viviente.

Juegos armas virtuales

El jugar juegos de video se ha convertido en una actividad popular para las personas de todas las edades. Muchos niños y adolescentes, dedican una enorme cantidad de tiempo a ello. Los juegos de video van teniendo un nivel muy alto de sofisticación, y realismo. Algunos juegos conectan con Internet, lo que le permite a los niños y adolescentes jugar en línea con desconocidos.

Y así hemos pasado de aquél jugar a la guerra en blanco y negro, con espadas y escopetas de madera, y capirote de papel de periódico, a juegos de un realismo apabullante como el que refleja este pavoroso video de poco más de un minuto y que muestra a un grupo de niños en que el protagonista vestido de negro y portando un cinturón bomba simulado, abraza a cada niño como despidiéndose, y luego camina hacia un niño vestido de blanco. El ‘oficial‘ levanta su mano para indicar que se detenga, pero el niño sigue avanzando y se levanta la camisa como enseñando una bomba. El chico de blanco corre y cae hacia atrás y el atacante simula una ‘explosión’ de polvo, entónces todos los demás niños caen al suelo ‘reventados’ por la ficticia explosión.

.

.
Según el New York Times, no está claro si se trata solo de un juego de rol o está destinado a ser una propaganda talibán, en el fondo del video se escucha una canción favorita de los talibán que dice algo así como: “Mi amado va a pelear, por lo que tiene el pelo largo” , y añade “lleva su ametralladora sobre el hombro, que se ve tan bien en él“.

Lo dicho, en tan poco tiempo hemos pasado de la aparentemente, inocente espada de madera a la bomba figurada de niños jugando a héroes suicidas…  por ahora.

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s