Castro muestra una prueba de vida reuniéndose con Putin, y de paso le toca la lotería.


fidelcastro11072014

Meses después de la última imagen del dictador cubano, este viernes Castro fue fotografiado, supuestamente, reunido con el presidente ruso Putin.

 

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el dictador cubano, Fidel Castro, se reunieron este viernes en La Habana y conversaron durante “una hora” sobre temas de política y economía, según han informado fuentes rusas de las que se hace eco la agencia Efe.

La entrevista con Castro, de 87 años y retirado del poder desde 2006, fue programada como un encuentro informal en el marco de la visita oficial que Putin realizó este viernes a la isla, primera parada de una gira latinoamericana que también lo llevará a Argentina y Brasil en los próximos días.

El encuentro fue aprovechado para hacer una fotografía del dictador comunista, la primera tras varios meses de total ausencia de actos públicos que habían hecho surgir otra vez los rumores sobre la posible muerte de Castro.

Los dos líderes intercambiaron puntos de vista sobre asuntos internacionales y la economía global. Además, tuvieron una discusión detallada sobre la situación y evolución de las relaciones bilaterales ruso-cubanas“, indicó un comunicado de la presidencia rusa.

La llegada de Putin al país caribeño se produce una semana después de que el Parlamento ruso ratificara un acuerdo bilateral por el que Moscú condona el 90 por ciento de la deuda que Cuba había contraído con la desaparecida Unión Soviética.

Según ha informado el Kremlin, el gobernante ruso ya promulgó la ley de condonación de esa deuda, que superaba los 35.000 millones de dólares.

Y es que Fidel Castro no da puntada sin hilo, y sigue demostrando ser un gran maestro cuando se trata de manipular a su prójimo. En este viaje del mandatario de Moscú, aprovecha para dar una prueba de vida y de paso cobrar el premio de la lotería en forma de la condonación de una enorme cantidad de dinero que la isla caribeña le venía adeudando al país ruso. Castro, el de siempre, saca doble tajada: su acompañante como mucho, se lleva una caja de puros y un dolor de cabeza.

Eso sí, los analgésicos corren por cuenta del visitante.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s