Mientras a Stalin le reponen su estatua, en el pueblo de Hitler no quieren saber nada de él.


Mientras en la localidad austríaca de Braunau am Inn, ciudad natal de Adolf Hitler, le revocaron el título de ‘ciudadano ilustre’ pese a no ser necesario por haberse extinguido tal honor al haber fallecido el protagonista, en Gori, la ciudad natal de Stalin, le reponen su estatua aumentada de tamaño.

.

Mientras que es imposible vender el inmueble donde nació Hitler porque nadie quiere comprarle -en la actualidad alberga una institución de ayuda para niños con enfermedades mentales-, en Gori, convierten la casa natal de Stalin en un museo dedicado a su memoria, con tienda de recuerdos incluído donde una botella de vino georgiano con su retrato en la etiqueta cuesta 25 dólares.

.

5672989cb0b0a3076d841ed89a0b0d8ef78eaf1

Saakasvili hizo desmontar la estatua de bronce de seis metros de alto en junio de 2010, de Josef Stalin (1878-1953) en Gori, su ciudad natal en Georgia; ahora regresa como parte de un museo en el que se podrán ver los horrores de la era soviética, según informó el Ministerio de Cultura del país.

La patria chica de Stalin albergaba su monumento más famoso de toda la Unión Soviética, sobre todo después de que muchos otros fueran destruidos tras la campaña para desmontar el culto a su personalidad iniciada por su sucesor Nikita Jruschov.

El presidente de la Sociedad Internacional Stalin, Grigol Oniani, aseguró que la estatua se hizo con dinero de las donaciones de muchos habitantes de esta ciudad de Georgia oriental.

“Nadie puede prohibirnos amar a Stalin, el más famoso de nuestros compatriotas”, dijo Oniani.

0arjLa estatua fue descubierta en una ceremonia solemne, con flores depositadas a los pies de la figura de bronce y poemas en honor del mandatario de la Unión Soviética, calificado por los asistentes como “la más grande personalidad del siglo XX“.

El anterior Gobierno georgiano, dirigido hasta hace un año por el Movimiento Nacional Unido (MNU) de Mijaíl Saakashvili, organizó una campaña de retirada contra todos los símbolos soviéticos, que comparó con los símbolos fascistas.

 

Por la paz, la libertad y la democracia. Nunca más el fascismo. Millones de muertos nos advierten.

“Por la paz, la libertad y la democracia. Nunca más el fascismo. Millones de muertos nos advierten”

Mientras esto ocurre en Georgia, con la memoria de un personaje de triste memoria de la historia del siglo XX, como Stalin, a quién se atribuye el record de crímenes del siglo pasado. Delante de la casa natal de Hitler se levantó un monumento en 1989 -curiosamente, año de la caída del Muro de Berlín-.

La piedra que se encuentra en frente de la casa natal fue traída desde el campo de concentración de Mauthausen.

En dicha piedra está labrada la inscripción “Für Frieden, Freiheit und Demokratie. Nie wieder Faschismus. Millionen Tote mahnen

(“Por la paz, la libertad y la democracia. Nunca más el fascismo. Millones de muertos nos advierten”).

Curiosa comparación de culto a personajes que han de ser necesariamente recordados en un contexto histórico y didáctico, para prevenir que se repitan perídodos tan horrorosos. La diferencia es como les recuerdan unos y como les recuerdan otros, que parecen sentir nostalgia por el artífice del descomunal sufrimiento del pueblo ruso, sufrimiento que para mas inri exportó al por mayor, y que sigue teniendo eco hasta nuestros días.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s