Breve historia del eterno conflicto judeo palestino


palestina-israelCuando se hizo el reparto de Palestina, en 1948, una vez se marcharon los británicos, se entregó un 46,7% de la Colonia a los árabes, un 50,6% a los judíos y el 2,7% restante (las ciudades de Jerusalén y Belén), pasó a estar administrado de forma directa por la Organización de las Naciones Unidas, a fin de cuentas, fue la organización antecesora de la ONU, la Sociedad de Naciones, la que entregó Palestina a los británicos para que la gobernaran, una vez de desmanteló el Imperio Turco Otomano tras la Primera Guerra Mundial.

La Liga Árabe, descontenta con el reparto efectuado, al día siguiente de quedar oficializado el Estado de Israel, le declararon la guerra pero los judíos estaban preparados ante tal posibilidad por lo que se defendieron e incluso ganaron un 26% más de terreno, si bien Transjordania (la actual Jordania), reconquistó lo que hoy se conoce como Cisjordania, una de las Franjas Palestinas mientras que Egipto conquistaba la otra Franja, Gaza.

mapa-palestina

Para los judíos ortodoxos, la conquista de Cisjordania era inadmisible, puesto que ocupaba el territorio original de sus antepasados: Judea y Samaria. Estaba claro que más tarde o más temprano, Israel volvería a la carga para reconquistar lo que consideraba territorio legítimo al serle entregado por el mismísimo Dios en su Pacto con Abraham. Tanto los jordanos como los egipcios, expulsaron a los judíos y sus familias que habían quedado en las Franjas Palestinas actuales, Gaza y Cisjordania, haciendo lo mismo las autoridades hebreas con respecto a los árabes que vivían en gran parte del territorio del nuevo Israel; nada menos que 711.000 árabes serían expulsados, refugiándose éstos en las Franjas.

En 1956 el presidente egipcio Nasser había nacionalizado el Canal de Suez, pasando a controlar el importantísimo paso que desde el Mediterráneo da acceso al Mar Rojo sin necesidad de bordear toda África. El Canal era explotado por una compañía anglofrancesa por lo que los dos Países enviaron tropas que fueron ayudadas por el ejército israelí desde el Sinaí ya que Nasser impedía el uso del Canal por barcos israelíes desde 1950. En esta nueva guerra, Israel consiguió reconquistar Gaza y anexionó toda la Península del Sinaí, con lo que parecía que el sueño sionista del Gran Israel Bíblico era factible. Sin embargo, los Estados Unidos y la Unión Soviética, las dos superpotencias mundiales de la época, no estaban dispuestas a que el estratégico Canal de Suez estuviera controlado por Gran Bretaña y Francia ya que les daría un gran poder, motivo por el que presionaron de tal forma que los franceses y británicos, que temerosos de las consecuencias, decidieron retirarse de manera definitiva, dejando la zona bajo el control de la ONU. Igualmente, a Israel se le obligó a replegarse a sus fronteras anteriores, con lo que perdió el Sinaí y de nuevo Gaza.

En 1967 ante la sospecha de que los Países Árabes se preparaban para un nuevo ataque a Israel, los israelíes se adelantaron y atacaron Egipto, reconquistando Gaza y el Sinaí, donde permanecerían varios años, incluso planificando su colonización inmediata para evitar que las superpotencias le obligaran de nuevo a replegarse. Por el norte, Israel reconquistó Cisjordania a la que los israelíes llaman Judea y Samaria.

Handout file photo shows Israel's Prime Minister Ariel Sharon withMoshe Dayan on the western side of the Suez Canal-JER05_ISRAEL_crp_0104_03.JPG-

Moshe Dayan y Ariel Sharon, en el frente de batalla en octubre de 1973

Egipto contraatacó en 1973, cuando creían estar preparados para hacer frente al victorioso e imbatido Israel, esperando que una acción conjunta le debilitara, con los sirios atacando por el norte, pero ni por esas lo consiguieron, todo lo contrario, los israelíes llegaron a tan solo 101 kilómetros de El Cairo, ante lo que el Gobierno Egipcio, temeroso de que los israelíes se hicieran con el control de todo el norte de Egipto, firmaron el armisticio y pasaron a una política totalmente contraria a la que hasta ese momento les había caracterizado de enfrentamiento continuo con Israel, convirtiéndose en sus únicos aliados, junto a Jordania, de todos los Países árabes.

A cambio, Israel les devolvió el Sinaí pero se quedó con Gaza. Con respecto a Siria, a punto estuvo de ser barrida del todo por las tropas israelíes.

Siria ya era un enemigo declarado de Israel ya que en 1967 las IDF (Fuerzas de Defensa de Israel) conquistaron los Altos del Golán, que era territorio sirio. En 1973, los israelíes llegaron a tan solo 32 kilómetros de Damasco, la capital siria, en la Guerra del Yom Kippur (llamada así porque se inició ese día sagrado para los judíos en el que piden perdón por todos sus pecados, es el Día de la Expiación).

Todo el mundo árabe se dio cuenta en ese momento de la potencia militar que era Israel  que a punto estuvo de conquistar Siria y el norte de Egipto, lo que no hicieron, probablemente porque les hubiera supuesto establecer bases demasiado lejanas de su capital con lo que se hubieran convertido en objetivos difícilmente defendibles. Sin embargo, el golpe de efecto para el Mundo Árabe fue demoledor. Israel acaba de demostrar quién mandaba realmente en Oriente Medio y mandaba el mensaje de que no volvería a permitir más agresiones a su territorio.

Sin embargo, la reconquista de Gaza y Cisjordania motivó un nuevo problema: el terrorismo palestino. Ambas zonas contaban con la población de refugiados árabes que habían sido desplazados años atrás y en esta ocasión, Israel no optó por expulsarlos de nuevo, ya que eran demasiados, sino que surgieron los famosos campamentos palestinos, siendo muchas de sus propiedades confiscadas, estableciéndose colonos judíos en las mismas.

Abu Nidal

Abu Nidal

Los grupos palestinos que luchaban contra Israel huyeron al Líbano pero dejaron comandos en las dos Franjas: Gaza y Cisjordania, además de los que surgieron nuevos con los años, caso del Hamas. Debido a que el sur del Líbano se había convertido en base de dichos grupos, en 1982 Israel invade el Líbano y mantiene el control militar de todo el sur del País durante veinte años, obligando a replegarse a los grupos palestinos.

Siria vio en este nuevo conflicto el modo de resarcirse por la pérdida de los Altos del Golán y la afrenta sufrida en 1973, por lo que decidió apoyar a Hezzbollah, organización que pasó a contar con enormes recursos convirtiéndose en el principal enemigo de Israel desde finales de los 70.

Yasser Arafat

Yasser Arafat

Hezzbollah había sustituido a la OLP de Yasser Arafat que se vio obligada a retirarse a Túnez donde Arafat encontró refugio cuando el Gobierno de Israel puso precio a su cabeza por su implicación en la muerte de Shlomo Argov, embajador de Israel en Gran Bretaña, a manos de la organización terrorista de Abu Nidal, cuando lo cierto es que este individuo, cuyo nombre verdadero era Sabri al-Banna, estaba totalmente descontrolado y asesinaba a miembros tanto de las instituciones israelíes, como norteamericanos e incluso a los activistas de la OLP y al-Fatah (sus antiguos compañeros), al considerar que éstos últimos habían traicionado a Palestina al pretender negociar la paz con Israel.

Hezzbollah aprovechó la ocasión que se le brindaba y ocupó el hueco dejado por al-Fatah para dirigir la resistencia palestina organizando acciones armadas desde sus bases en El Líbano, motivando la invasión israelí que duraría hasta el año 2000, sin embargo, los sirios no lo harían hasta cinco años después, continuando con su apoyo a Hezzbollah, organización que también recibía respaldo de Irán.

En 2006, tras un enfrentamiento en la frontera, Hezzbollah mató a ocho soldados israelíes y capturó a otros dos lo que causó una Segunda Guerra del Líbano en la que las IDF tuvieron bloqueado todo el Líbano, sobre todo por mar y aire, bombardearon la capital, Trípoli y otras ciudades como Tiro, desplazando a cientos de miles de personas que huían del conflicto, tanto libaneses como israelíes (se calcula que se desplazaron 300.000 israelíes hacia el sur de Israel), muriendo cientos de personas, la mayoría libanesas y resultando heridas miles.

cabo Gilad Shalit

cabo Gilad Shalit

La acción armada de Hezbollah que inició la Guerra coincidió con el ascenso al poder de Hamas en Gaza por lo que se cree que fue algo premeditado, una acción conjunta entre las dos organizaciones terroristas: un ataque por el norte de Hezzbollah y otro por el sur del Hamas.

Éstos últimos, llevaban semanas lanzando cohetes a las poblaciones israelíes y de hecho, pocos días después se produciría el enfrentamiento entre activistas de Hamas y soldados israelíes en el que sería capturado y secuestrado el cabo Gilad Shalit, que permanecería secuestrado durante años.

Los acontecimientos de 2014 que estamos viviendo ahora, aun están por resolver el desenlace, aunque todo apunta a que el reinicio de las hostilidades es porque el Hamás sabe que Israel respondería con extrema violencia, causando destrozos que despierten la compasión por el pueblo ‘inocente’ y que produzca nuevas ayudas internacionales a Palestina.

Ayudas que el Hamás ‘distribuirá’ entre la población civil a cambio de adhesiones a la Guerra Santa. Y vuelta a empezar en una eterna guerra.

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s