Obispo de Luxor: Los extremistas consideran a los cristianos un peligro para el Islam.


Algunos líderes islámicos quieren obligar a los cristianos a convertirse al Islam. ¿Pena? La muerte o la expulsión del país.

En el Cairo, el 25 de agosto de 2013, se celebraron las vistas orales del juicio contra los tres líderes de los Hermanos Musulmanes, acusados de instigación al homicidio, y contra el ex presidente Hosni Mubarak, puesto en libertad con cargos tres días antes y vuelto al banquillo de los acusados para responder a las acusaciones de complicidad por la muerte de más de 800 manifestantes durante las revueltas de 2011. Las desventuras judiciales de estos dos viejos enemigos son un signo del hecho de que la lucha por el alma de la nación se ha trasladado del campo político al de las prisiones y los tribunales donde enviar a los opositores.

En los varios bandazos políticos en Egipto, la comunidad cristiana ha sido la que ha pagado el mayor precio de sangre. Según afirma monseñor Joannes Zakaria, Obispo de los Coptos Católicos de Luxor, los cristianos son a menudo objetivo de los ataques, o bien porque son vistos por los extremistas islámicos como un peligro para el Islam, o porque son un obstáculo para el plan de islamización de los países de Oriente Medio.

– Los cristianos son siempre los primeros en ser marginados y perseguidos. Sucede en Egipto, Iraq, Siria etc… ¿por qué?

Creo que son muchos los motivos de la marginación y la persecución de los cristianos de Oriente Medio. Estos son algunos de los principales:

En primer lugar, en toda la historia de la Iglesia, desde el primer siglo hasta nuestros días, y no sólo en Oriente Medio, han sido marginados y perseguidos por ser fieles a sus creencias. De hecho, Jesús nos enseñó con sus palabras y su ejemplo, que su verdadero discípulo debe sufrir la persecución en el mundo, debe llevar la Cruz cada día, negarse a sí mismo a causa del Evangelio, y estar dispuesto a perder la vida para dar testimonio de su fe.

Los motivos de esta persecución están en la lucha entre el bien y el mal, y el odio del mundo hacia la espiritualidad trascendente de la doctrina cristiana. Por ello los musulmanes ven con asombro la vida de los cristianos orientales, y observan con simpatía su sencillez espiritual, la práctica del amor y del perdón en sus comportamientos, y su manera de vivir y actuar según el Evangelio.

La confrontación entre la espiritualidad y la moral cristiana y la islámica, y la vida ideal de los cristianos, hace que los extremistas islámicos les consideren como un desafío y un peligro para la presencia del Islam. Tienen mucho miedo de que algunos musulmanes se conviertan al cristianismo. La mejor manera de defenderse es atacando, por eso atacan a los cristianos, a su Iglesia y su religión. La semana pasada, tras el incendio de la Iglesia de san Minas, en la ciudad de Minya, los cristianos pusieron un gran cartel en los muros de la Iglesia quemada con estas palabras: “Nosotros perdonamos y rezamos”. Este cartel ha puesto más nerviosos aún a los extremistas, que sólo se han calmado cuando han conseguido quemarlo.

En segundo lugar, los cristianos de Oriente Medio durante veintiún siglos han conservado su fe y sus tradiciones, a pesar de las feroces persecuciones que han sufrido durante su historia. Muchos de ellos han rechazado la conversión forzosa al Islam, y a pesar de haber conservado sus idiomas originales, han aprendido el árabe y algunos de ellos se han convertido en especialistas en este idioma. Actualmente vemos que la mayoría de los cristianos de Oriente Medio es bastante culta e instruida, y pertenece a un cierto nivel de la sociedad. Esta posición de los cristianos crea mucha envidia y odio, y genera un conflicto entre ellos y los extremistas.

En tercer lugar, tras el éxito de la revolución islámica de Jomeini y la caída del comunismo ruso, ha comenzado el despertar islámico político, que pretende restituir el estado islámico mundial, como sucedía en la época de los cuatro califas al inicio del Islam. Este despertar del islamismo político ve en la continua presencia de los cristianos en los países islámicos un obstáculo para la creación del Estado islámico mundial. Porque a nivel religioso, según ellos, los cristianos han falsificado su credo y su Biblia, y por ello son considerados infieles, y si quieren seguir viviendo en los países islámicos deben pagar el tributo, o convertirse al Islam, que es la única y verdadera religión en el mundo, o dejar el país.

Mientras, a nivel político y social, por desgracia, muchos seguidores del Islam político ignoran o no saben que el Cristianismo y la Iglesia nacieron en Oriente Medio, y que los cristianos orientales son los verdaderos ciudadanos autóctonos de los países medioorientales, y por desgracia, estos extremistas islámicos están convencidos de que los cristianos orientales son seguidores de los europeos y de los occidentales, y así les consideran sus enemigos.

En cuarto lugar, en la época de la colonización turca, inglesa, francesa e italiana de los países árabes, a principios del siglo pasado, las autoridades usaron el sistema de la división entre la gente para poder dominar y gobernar a toda la población. En los países de Oriente Medio es fácil dividir a los ciudadanos a nivel religioso y nacional. Después, este sistema de la división ha sido usado y practicado en la política de todos los países de la zona. De hecho, los monarcas y gobernantes de los países de Oriente Medio, para conservar su poder y sus intereses, aún usan la política de la división religiosa entre la mayoría musulmana y la minoría cristiana, y la división nacional entre las diversas etnias.

– Según usted, ¿existe un complot para vaciar Oriente Medio de cristianos?

Algunos líderes islámicos extremistas quieren y trabajan para realizar este plan de vaciar Oriente Medio de la presencia de los cristianos. Pero antes que el plan de vaciamiento está el plan de islamización, es decir, de obligar a todos los cristianos medioorientales a la conversión al islam, y si se niegan, entonces deben ser matados o dejar el país. He escuchado, pero no tengo pruebas, de que en la conferencia islámica mundial de los países islámicos celebrada en Lahore, en Pakistán, en el año 1974, una de las decisiones secretas de esta conferencia era el vaciamiento de los países islámicos de la presencia de cristianos e infieles.

– ¿Por qué Occidente no lo ve, o en cierto sentido, calla ante lo que sucede a la Iglesia en esas tierras?

Por desgracia, los países occidentales, y muchos otros países del mundo rico, buscan siempre y sólo sus intereses. La pobre población, los derechos del hombre y su dignidad, los cristianos y la Iglesia no tienen lugar en su pensamiento e interés. Su política y su agenda se interesan sólo por sus asuntos. Los poderosos del mundo, los comerciantes y políticos están más interesados en no perder una gota de petróleo y en crear nuevas guerras y abrir nuevos conflictos en los países pobres, para abrir nuevos mercados para la venta de armas.

Por desgracia, nuestro mundo actual está sufriendo por el egoísmo, el consumismo y la secularización. La moral, la virtud y la dignidad humana son dejadas de lado y el hombre está perdiendo poco a poco su personalidad. Nuestro mundo necesita personas sabias como Ghandi, Martin Luther King y el papa Juan Pablo II, para escuchar palabras de paz y amor, para ayudarlo a razonar bien, y volver a descubrir el sentido de la humanidad y de la fraternidad entre los pueblos de la Tierra.

– ¿Con Mubarak la situación de los cristianos era mejor que la de hoy? ¿La liberación del ex rais egipcio tendrá algún efecto en este asunto?

Yo he vivido en el tiempo Mubarak, y como testigo puedo decir que entonces los cristianos de Egipto sufrían aún más. Mubarak seguía la misma política de Sadat, y usaba una línea dura contra los cristianos para contentar a los musulmanes, y de vez en cuando capturaba a algunos líderes islámicos para contentar a los cristianos. Durante el periodo de Mubarak y de Sadat se utilizó, muchas veces, el sistema de la división religiosa entre musulmanes y cristianos. Para mí, con Mubarak o sin Mubarak es lo mismo. Mi sueño es que en Egipto se establezca cuanto antes un estado laico, democrático y civilizado.

– ¿Puede explicar un poco a Occidente la situación de los cristianos en Egipto o en Siria, y porqué están así? ¿Y en qué situación se hallarán si gobierna la oposición en Siria o los Hermanos Musulmanes en Egipto?

Los cristianos de Oriente Medio, particularmente en Irak, Egipto y Siria, han sufrido mucho a causa de los terroristas y de los fundamentalistas islámicos y de las propias autoridades del Gobierno. En estos países, se han quemado sus iglesias, sus casas y negocios, y se ha matado a familias enteras, muchísimos se han visto obligados a dejar sus pueblos y sus países.

En Egipto, tras la amarga experiencia durante los regímenes de Sadat y de Mubarak, los coptos sueñan con un Estado laico democrático, por ello participaron con entusiasmo en la revuelta de los jóvenes el 25 de enero de 2011. Pero los Hermanos Musulmanes y los salafitas, como estaban bien organizados, robaron la rebelión a los jóvenes, ganaron las elecciones y se hicieron dueños de Egipto.

Los Hermanos Musulmanes y los salafitas, en cuanto se adueñaron del poder del Estado, comenzaron a realizar su proyecto de islamización de Egipto y de la creación del Estado islámico. Al principio, prepararon y presentaron una Constitución, considerada demasiado abierta a interpretaciones islamizadas, y después pusieron a sus fidelísimos y seguidores en los principales cargos estratégicos del Estado.

Durante un año, en todo el gobierno Morsi, el régimen de los Hermanos Musulmanes y de los salafitas no ha dado ningún paso hacia la democratización de Egipto. Este gobierno no afrontó ninguno de los problemas del pueblo egipcio, sino que ayudó a multiplicar la depresión económica y social. De hecho, bajo la guía de Morsi, aumentaron los precios de los alimentos, aumentó el paro entre los jóvenes, y en todo Egipto faltaban el pan, el gas y la electricidad, porque estos bienes se exportaban a los Hermanos Musulmanes de “Hamas” en Gaza.

Siempre en este año, los coptos han sufrido varias formas de marginación y de persecución, muchas iglesias han sido quemadas y muchas personas han sido asesinadas en varios pueblos y aldeas en todo Egipto. El pasado 30 de junio, los jóvenes y el movimiento de “Tamaruod” volvieron a la plaza Tahrir para protestar contra el presidente Morsi, los Hermanos Musulmanes y los salafitas y para pedir la liberación de Egipto. La primera de su lista de peticiones era la petición de crear una sociedad civil, laica y democrática. Los coptos no dudaron en seguir este movimiento, y en seguida salieron a la calle con los jóvenes y gritaron invocando libertad, dignidad y paz, Cuando los militares apoyaron la petición de los jóvenes, los coptos dieron todo su apoyo a las fuerzas del orden y al ejército egipcio.

Por desgracia, los políticos occidentales, que nunca se han interesado en los sufrimientos ni en el dolor de los coptos, echan de menos a los Hermanos Musulmanes, y acusan a los coptos de apoyar a los militares. El verdadero motivo de la simpatía de los políticos occidentales hacia los Hermanos Musulmanes es que estos Hermanos servían a sus intereses políticos y económicos.

En lo que respecta a Siria, creo que habiendo visto el sufrimiento de los cristianos en Iraq, y el dolor de los coptos en Egitpo, los cristianos sirios tienen miedo de sufrir la misma suerte si los grupos fundamentalistas islámicos ganan la guerra contra el régimen de Assad. Se encuentran en una situación muy difícil para decidir de qué parte ponerse. Si están con el régimen de Assad, temen la venganza de los grupos fundamentalistas islámicos, y si apoyan a estos grupos, temen la venganza del régimen de Assad. La línea política de los grupos fundamentalistas islámicos, si ganan, será muy dura hacia los cristianos en Siria, y estos pobres cristianos esperan un futuro difícil y complicado.

Última palabra: los cristianos de Oriente Medio han sufrido mucho en el transcurso de su larga historia, ha llegado el momento para ellos de realizar la esperanza y el sueño de crear en los países de Oriente Medio una sociedad civil democrática y laica, donde musulmanes y cristianos puedan vivir en libertad y gozar de verdadera paz. Ahora toca a los hombres de buena voluntad, y particularmente a los políticos occidentales, ayudar a que se realice esto, y a no crear nuevos conflictos religiosos y nacionales.

Originalmente publicado en Aleteia.

Anuncios

2 comentarios en “Obispo de Luxor: Los extremistas consideran a los cristianos un peligro para el Islam.

  1. Pingback: Obispo de Luxor: Los extremistas consideran a los cristianos un peligro para el Islam. | yofumoenpipa

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s