El 23 de abril se conmemora erróneamente, con el beneplácito de la UNESCO, el fallecimiento de Cervantes, Shakespeare y del Inca Garcilaso.


El 23 de abril de cada año se conmemora el hecho que nunca se produjo de la errónea fecha de los fallecimientos de tres maestros de la literatura: las de Cervantes y Shakespeare que jamás llegaron a conocerse, y la del Inca Garcilaso del que no solo hay controversia sobre la fecha de su fallecimiento, sino que también la hay sobre la de su nacimiento.

El Real Decreto 307/1993 y la resolución de la Conferencia General de la UNESCO, máximo organismo internacional en el campo de la cultura y la enseñanza, de 15 de noviembre de 1995 declararon el 23 de abril Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor.

En el texto de la declaración se especifica que se elige el día 23 de abril por coincidir en esa fecha del año 1616 la muerte de Miguel de Cervantes, el Inca Garcilaso de la Vega y William Shakespeare, máximos exponentes de la literatura en lengua española e inglesa. 

Al parecer, el extendido error de creer que Cervantes y Shakespeare murieron el mismo día lo cometió el doctor John Bowle, primer comentarista inglés de la obra cervantina e introductor de el concepto académico ‘hispanista’. Su difusión se debe a Víctor Hugo, que certificó esa aparente coincidencia al final de su William Shakespeare, donde dice:


“Murió el 23 de abril. Tenía ese día cincuenta y dos años justos, pues había nacido el 23 de abril de 1564. Este mismo día, 23 de abril de 1616, murió Cervantes, genio de la misma altura”


No tuvo en cuenta el autor francés que en 1616, en España regía ya la corrección del calendario gregoriano establecida en 1582 por el papa Gregorio XIII, de modo que el día 5 de octubre pasó a ser el 15 del mismo mes; en tanto que en Inglaterra continuaba vigente el antiguo calendario juliano, atrasado entonces en cerca de once días respecto del tiempo real. Sólo en 1752, la Cámara de los Pares aprobó la proposición presentada por lord Chesterfield el 20 de marzo de 1751, en la que defendía que Inglaterra debía adoptar la corrección gregoriana del calendario. De esta forma, en los dominios británicos el mes de septiembre de 1752 sólo tuvo diecinueve días. 

Por tanto, con arreglo al calendario corregido, Shakespeare no habría muerto el 23 de abril, sino el 3 de mayo de 1616. Así lo recoge Luís Astrana Marín en su biografía del autor inglés, donde puede leerse:


“Y muere el martes 23 de abril de 1616 (3 de mayo de nuestro calendario), diez días después de bajar a la tumba otro ingenio de su misma talla, nuestro inmortal Cervantes”


En cuanto Garcilaso de la Vega no solo existe la controversia sobre la fecha de su óbito, sino que también la hay sobre la de su nacimiento. Y este galimatías de fechas sigue vigentes  con las bendiciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura; o sea, la UNESCO.

Anuncios

Un comentario en “El 23 de abril se conmemora erróneamente, con el beneplácito de la UNESCO, el fallecimiento de Cervantes, Shakespeare y del Inca Garcilaso.

  1. Es tan precipitada la cuestión de la reconstrucción del tejido social, que se hace colocando el énfasis en otras cosas, menos en la verdad. La UNESCO padece de una grave contaminación política. Qué pena.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s