La historia de España… según la región donde se estudie


 

imageSiete millones de niños y jóvenes en España estudian en sus libros escolares una Historia, una Geografía y una Literatura diferentes, según la comunidad donde vivan. A muchos de ellos se les ocultan materias importantes, a otros se les transforman de acuerdo a los idearios nacionalistas.

Una investigación realizada por Manuel Romero y publicada por ‘El Mundo’ en 7 entregas, desveló en 2007 cómo un mismo libro eliminaba para el País Vasco la Constitución, las protestas contra ETA y la figura del Rey, a la vez que reemplaza ese espacio con la imagen de Aitana Sánchez-Gijón y menciones a Luis Mariano, Carmen Sevilla y Marujita Díaz. En Cataluña, la Historia se convierte en un constante enfrentamiento ‘contra España’, con recursos manipulados. Sólo se ndestaca lo que enfrenta y divide. Se elimina todo cuanto une. Este es el primer capítulo.

El escándalo silencioso que va minando España (I)
Las editoriales manipulan los libros de texto a gusto de los nacionalistas

Desde Atapuerca a la Constitución Española, desde el Descubrimiento a la Transición, muchos manuales eliminan o transforman sus contenidos para congraciarse con los gobiernos autonómicos

De la Prehistoria a la Transición, de la extensión de las lenguas a los sentimientos deportivos, nada se resiste a la adaptación localista de los contenidos de los libros escolares con los que siete millones de niños y jóvenes estudian en España. La diferencia se ensalza, lo que une y acerca se reduce o desaparece. Es el escándalo silencioso que, curso tras curso, va minando la unidad educativa de España. Las principales editoriales se prestan a esta manipulación.

Un joven de 16 años de Bilbao puede concluir sus estudios sin que en sus libros hayan mencionado la Constitución Española, la figura del Rey, los símbolos del país al que pertenece o las protestas contra el terrorismo de ETA. También es frecuente que se le oculte la existencia de los yacimientos cercanos de Atapuerca y Altamira, el Camino de Santiago y la participación de los vascos en el Descubrimiento de América.

A menos de 100 kilómetros, un chico de Santander puede que nunca se entere de la primera vuelta al mundo de Juan Sebastián Elcano, o de que la industrialización de España se produjo a través del puerto de Bilbao.

En Barcelona, un joven puede rebuscar en su libro el Siglo de Oro y no hallarlo. O interesarse por los Juegos Olímpicos del 92, el mayor acontecimiento internacional y deportivo celebrado en su ciudad, y sólo encontrar que «fueron el punto álgido en la reconstrucción nacional [de Cataluña]». De la lluvia de medallas y del oro que España logró en fútbol en el Camp Nou, ni una palabra. Pero sí un extenso ejercicio para la asignatura de Lengua Catalana con la simulación, por parte del alumno, de la retransmisión radiofónica de la final de la Copa del Mundo entre Brasil y Cataluña.

En otro extremo de España, una chica de Huelva estudiará la Guerra Civil como si se tratara de una invasión de Andalucía por parte de fuerzas de ocupación y, simultáneamente, un niño de La Coruña leerá en su manual de Lengua que en Cáceres el gallego no goza de protección.

El resultado es una abismal fragmentación educativa, un puzzle de libros de texto que no encajan entre sí: conocimientos diferenciados, sentimientos de agravios entre comunidades autónomas, odio hacia lo español, imposibilidad para compartir un mismo sistema escolar y universitario y dificultad para converger dentro de un mismo mercado laboral.

Un trabajo de investigación realizado por Manuel Romero para ‘El Mundo’ ha analizado los diferentes manuales de las 17 comunidades autónomas. El resultado pone al descubierto graves deficiencias. La Constitución, la estructura del Estado, el sistema democrático, la Transición, el terrorismo de ETA… desaparecen o se modifican en libros escolares de las más importantes editoriales.

Aunque el Ministerio de Educación y Ciencia regula las materias a incluir en los 50 millones de libros anuales de Primaria, Secundaria y Bachillerato, no establece la extensión que ha de dárseles.

Así, sucede que a Lady Di se le dedique en un manual de Cataluña cuatro fotografías, mientras que la Constitución se despache en dos breves menciones. O que un mismo libro de Historia reemplace para el País Vasco el navío colombino La Vizcaína, con bandera de Castilla, por la de un acto promocional de Chocolates Valor en San Sebastián.

Aunque las competencias de la Enseñanza están transferidas a las comunidades autónomas, el Ministerio de Educación y Ciencia, por medio de la Dirección General de Cooperación Territorial y Alta Inspección, tiene como misión comprobar que los contenidos se ajustan a los reales decretos sobre materias mínimas.

LA CONSTITUCIÓN

El conocimiento de la Carta Magna es obligatorio en 4º de ESO. Así lo establece el Real Decreto 1631/2006, publicado el 5 de enero de 2007. La Transición política y configuración del Estado democrático en España aparece como uno de los capítulos del temario escolar. El apartado 6º de los Criterios de evaluación de ese Real Decreto incluye la Constitución de 1978. Pero el contenido de algunos libros de texto difiere de lo establecido por el Ministerio de Educación y Ciencia.

imageLa Editorial Santillana incluye la Constitución en su libro de Historia de 4º de ESO, para alumnos de 16 años. Dos páginas con ilustraciones del Preámbulo, los siete ponentes de la Carta Magna e, incluso, una viñeta del dibujante Forges.

De un tronco común con los colores de la bandera de España nacen frutos con las banderas autonómicas.

Las dos páginas dedicadas a la Constitución desaparecen de la edición destinada a los estudiantes del País Vasco, incluida la proclamación de la Soberanía de la Nación Española y el dibujo del propio Forges, colaborador habitual del Grupo Prisa, a cuyo conglomerado pertenece Santillana.

En Cataluña, una de las editoriales con mayor presencia en los pupitres escolares es La Galera, perteneciente al grupo Enciclopèdia Catalana. Su libro de Historia de 4º de ESO dedica una página completa al estudio de los grafiti, con ejercicios extraescolares incluidos. También se explaya en el género de la entrevista con cuatro fotografías de una llorosa Lady Di ante las cámaras de televisión. Pero a la Constitución Española sólo se le dedican dos escasas referencias. Entre las 28 actividades que se le proponen a los alumnos en ese capítulo se incluye descifrar las siglas SEAT, buscar información sobre las marcas catalanas Derbi, Bultaco y Montesa y sobre el movimiento de la Nova Cançó. De la Constitución, ni palabra.

EL REY

El libro de 4º de ESO de Historia de Santillana ilustra el capítulo España: del franquismo a la democracia con una fotografía del Rey Juan Carlos, acompañado por la Reina y el Príncipe, firmando la Constitución en el estrado del Congreso de los Diputados. El pie de foto hace referencia al consenso y al espíritu democrático de todas las fuerzas políticas que la hicieron posible.

imageSin embargo, ésta no es la imagen que ilustra el mismo libro en el País Vasco. El título del capítulo es idéntico, pero la fotografía del Rey ha sido sustituida por la de una eufórica Aitana Sánchez-Gijón en el Festival de Cine de San Sebastián.

El pie es todavía más sorprendente: «La primera edición contó con la presencia, entre otros, de Luis Mariano, Carmen Sevilla y Marujita Díaz».

También se extiende sobre la celebración de «concursos de tiro y festejos taurinos». El texto se esfuerza en justificar que el Festival «refleja, en cierta medida, numerosos episodios de nuestra historia más cercana».

imageLa sustitución de la figura del Rey y la del Congreso de los Diputados no es excepcional en ese libro de Santillana. Se repite en su manual de Ética de 4º de ESO. El capítulo ¿Quién tiene autoridad? se ilustra con la intervención del Rey ante las Cortes tras sancionar la Constitución. Un ejercicio pide a los alumnos buscar «valores de la Constitución».

En la edición del País Vasco, el Rey es sustituido por el edificio del Palacio de Justicia de Bilbao y la actividad escolar consiste en buscar valores dentro del «Estatuto de Gernika o, en su defecto, de alguna otra norma legal vigente».

El libro de Historia de la editorial catalana La Galera para 4º de ESO da más relevancia a la imagen del subcomandante Marcos que a la del Rey Juan Carlos. Anexo al capítulo de la Guerra de Sucesión, se indica a los alumnos que pregunten a sus padres en qué lengua les enseñaban en la escuela y cuál hablaban en casa. También se les pide que declaren cuál es «la primera lengua del alumno, la de sus padres y la de sus abuelos». A renglón seguido, se les marca que comenten el fragmento del discurso del Rey en la entrega del Premio Cervantes a Francisco Umbral: «Nunca fue la nuestra una lengua de imposición, sino de encuentro; a nadie se le obligó nunca a hablar en castellano».

LA DEMOCRACIA

imageEl Congreso de los Diputados no se escapa a la tijera del editor. Mientras que en el libro de Ética de Santillana aparece la imagen de una sesión extraordinaria en la que los escolares tratan sobre la explotación infantil, en la versión para el País Vasco desaparece. Sin embargo, la imagen de la apertura del Congreso Nacional Chino se mantiene en ambos libros. Paradójicamente, China es uno de los países del mundo con mayor explotación infantil.

Los libros explican abrumadoramente el sistema parlamentario autonómico. La Democracia surge a partir del Estatuto de Autonomía y raramente de la Constitución.

La Historia de Bachillerato de Vicens Vives para Extremadura abunda tanto en el desarrollo de la política autonómica que califica incluso de «gran novedad en el panorama de partidos» en los años 80 la creación, por parte de Pedro Cañada, de la formación regionalista Extremadura Unida.
Cañada es conocido por haber regalado un cerdo a cada mujer que daba a luz en su municipio. En los comicios locales de 2003 obtuvo 201 votos y perdió la Alcaldía. En las últimas elecciones autonómicas concurrió en coalición con el Partido Popular. Logró un diputado en la Asamblea Regional y un concejal en el ayuntamiento de Cáceres. Los jóvenes extremeños siguen estudiando el fenómeno político de Pedro Cañada en sus libros escolares.

Todos legislan, nadie supervisa
La Ley Orgánica de Educación (LOE) ha sido promulgada bajo el gobierno de Zapatero, y sustituyó a la LOCE del Gobierno de Aznar. No se modificó el punto sobre los porcentajes de materias básicas comunes en las distintas CCAA: «Los contenidos básicos de las enseñanzas mínimas requerirán el 55% de los horarios escolares para las comunidades […] que tengan lengua cooficial y el 65% para aquéllas que no lo tengan».

Aparentemente garantiza enseñanzas comunes, pero la especificación de que se refiere a porcentajes horarios, y no de contenidos en los libros, deja a las editoriales vía libre para determinar la extensión de los mismos.

El desarrollo de la LOE se produce por medio de reales decretos en los que se describen las materias comunes. Las CC.AA. emiten a su vez decretos propios que determinan las materias en su territorio. El Ministerio, por medio de la Dirección General de Cooperación Territorial y Alta Inspección, debe inspeccionar los contenidos. Para ello dispone de delegaciones en las CCAA.

María Antonia Ozcariz, directora general de la Alta Inspección, ha rechazado, «por motivos de agenda», manifestarse sobre los incumplimientos en numerosos libros de texto. En comparecencias públicas ha rehuido la responsabilidad aduciendo que la Educación está transferida y que son los claustros de profesores los que eligen los libros. En un fax enviado por Fátima Rojas, directora de comunicación del Ministerio al autor del reportaje, menciona que «la supervisión de los libros de texto y otros materiales curriculares constituirá parte del proceso ordinario de inspección que ejerce la Administración educativa […] que debe velar por el respeto a los principios y valores contenidos en la Constitución y a lo dispuesto en la presente Ley [LOE]».

Un negocio de 736 millones de euros al año
En España se venden cada año cerca de 50 millones de libros de texto (48,43 millones en 2006) para las enseñanzas de los seis cursos de Primaria, los cuatro de Secundaria y los dos de Bachillerato. La facturación por esa venta asciende a 736 millones de euros cada año.

Los niños y jóvenes escolarizados en esos 12 cursos totalizan 7,2 millones de alumnos. A cada uno le corresponde la compra media de siete libros cada curso. Las educaciones Primaria y Secundaria concentran el mayor número de libros vendidos y también de facturación (65%).

El precio medio de un libro de Educación Primaria asciende a 15 euros, mientras que los de Secundaria y Bachillerato se encuentran en los 21 euros. Teniendo en cuenta que se trata de un mercado cautivo -el comprador está obligado en septiembre de cada año a pasar por caja, sin posibilidad de elección de compra-, las editoriales tiene unos ingresos garantizados con muy bajo porcentaje de devolución. Aunque teóricamente un libro de texto debe garantizar una validez de cuatro años, la inclusión en los mismos de información perecedera, especialmente en el área de Ciencias Sociales (elecciones autonómicas, formación de gobiernos y otros), lo convierten en un bien cultural con fecha de caducidad.

Con las versiones diferentes que cada editorial imprime para las 17 comunidades autónomas, las posibilidades de que un mismo libro sirva tras un desplazamiento geográfico son nulas.
imageSantillana, SM, Anaya, Vicens Vives, Edebé, Teide, Oxford Educación y McGraw-Hill se reparten el negocio editorial. Santillana y Edebé presentan sus libros en algunas comunidades autónomas con un sello local, lo que les permite una presencia más cercana a las autoridades autonómicas. Santillana Promotor (Cataluña), Santillana Obradoiro (Galicia), Santillana Zubia (País Vasco) y Santillana Voramar (Comunidad Valenciana), son marcas que exteriormente no diferencian su presentación, pero que interiormente adaptan el contenido a las políticas locales.

Lo mismo sucede con la editorial Edebé, que en Galicia pasa a llamarse Rodeira, aunque a primera vista el volumen es idéntico.

Otras editoriales con importante presencia en sus respectivas comunidades son La Galera, Barcanova y Castellnou, en Cataluña; Xerais, en Galicia; Ibaizabal y Elkar, en el País Vasco; y Algaida (Grupo Anaya), en Andalucía.

LA ‘TRANSFORMACION’ DEL REY EN EDIFICIO

El libro escolar de Etica de Santillana de 4º de ESO elimina en el País Vasco la figura del Rey Juan Carlos y del Congreso de los Diputados durante la sesión con motivo de la proclamación de la Constitución. En su lugar, aparece el edificio del Tribunal de Justicia de Bilbao.

image

DOS LINEAS PARA LA CONSTITUCION, CUATRO FOTOS PARA LADY DI.

El libro de Historia de La Galera de 4º de ESO para jóvenes de 16 años dedica un par de líneas a mencionar la Constitución Española. El mismo manual concede un amplio espacio a las lágrimas de la difunta Lady Di.

LA CARTA MAGNA SE ESFUMA
El libro de Historia de Santillana de 4º de ESO elimina, en su versión para el País Vasco, las dos páginas destinadas a la Constitución que aparecen en el resto de España. Los niños vascos que estudian con este manual sólo aprenden el Estatuto de Guernica.

CHINA, SI; ESPAÑA, NO.
El libro de Ética de Santillana para el País Vasco elimina de sus páginas la sesión infantil del Congreso de España. El Congreso Nacional Chino corre mejor suerte y se mantiene en ambas ediciones.

 

En la imagen superior, que abre este reportaje, un mar de banderas catalanas al viento, mayoritariamente independentistas, abre la unidad 14ª del libro de Historia de 4º de ESO de la editorial Teide. El título del capítulo es aún más espectacular: Democracia y autonomía. El nuevo orden mundial. Este manual, específico para los alumnos catalanes de 16 años, es un ejemplo del tratamiento que los libros de texto conceden a sus respectivas comunidades autónomas en toda España: orgullo patriótico local, exaltación de los símbolos autonómicos, reivindicación y sentimiento de diferencia frente al resto de España y del mundo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s