El coche fantástico de Pablo Iglesias


Quienes tenemos algunos años recordamos aquella serie televisiva que causó furor en los años ochenta conocida en España como El coche fantástico que conducía el justiciero Michael Knight, interpretado por el actor David Hasselhoff.

Pues bien, parece que ya tenemos en España un nuevo culebrón cuyo protagonista es el coche fantástico del defensor de pobres perroflautas y desamparados terroristas: el incomparable titiritero Pablo Iglesias. Solo que esta vez no se trata de un Pontiac Firebird Trans Am v8, sino de un cutrecillo Renault Clio de color azul de doce años a nombre de María Luisa Turrión, madre de Pablo Iglesias.

Bueno, el coche del líder de Podemos… y de sus amigos, porque lo presta sin problema alguno a quien lo necesita, tal como recoge El Confidencial, que saca a la luz los documentos del Sistema Integral de Gestión Operativa (SIGO), que sitúa al coche de Iglesias por tres ocasiones en la prisión madrileña de Estremera. Los datos acumulados en SIGO señalan que el vehículo visitó la prisión al menos tres veces en 2014 y en sus registros figuran, con DNI, los nombres de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón como parte de la comitiva que visitaba el centro. Desde Podemos niegan que Iglesias y Errejón hayan puesto un pie en la citada prisión.

Parece ser que el coche fantástico de Iglesias llevó hasta allí un periodista del diario Gara, amigo personal de Iglesias y amigo, también, de un interno de la prisión, condenado a cinco años de prisión por pertenencia a la banda terrorista ETA. En el coche viajaban, además del periodista, la novia de éste y otro amigo. No iban, sin embargo, Íñigo Errejón ni Pablo Iglesias. ¿Por qué figuran entonces sus nombres y DNI? Porque el Clio de Iglesias fue detenido en un control de carretera previamente y los ocupantes del coche -entonces sí eran Íñigo Errejón e Iglesias- fueron identificados. Esos datos se cruzaron de alguna forma, siempre según la versión de El Confidencial, hasta aparecer en los registros de las visitas a Estremera. El famoso Clío fantástico habría estado, además, en la prisión de Logroño donde está internado el admirado de Iglesias, y líder etarra Arnaldo Otegui.

Para variar, ni Iglesias ni Errejón han querido responder a las llamadas de El Confidencial, que cita, como fuente de las explicaciones, a representantes de Podemos que solo confirman que Pablo dejó su coche al periodista de Gara.

Que Pablo Iglesias ande de pic nic por prisiones que albergan terroristas no es de extrañar, -el mismo que consideraba un ‘trágico problema político’ la dispersión de 400 o 500 alimañas etarras sin ninguna referencia a los cientos de asesinados y mutilados por la banda criminal-, pero que su coche sea un remake del coche fantástico, si.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s