Venezuela, más armas… más hambre


El anuncio de que Venezuela va a comprar -de nuevo- armamento moderno a Rusia y China, para prevenir supuestas amenazas a la paz y estabilidad de la nación, cuando menos, llena de asombro. Un país muerto de hambre, donde las bolsas de basura se abren cada día de manera desesperada en busca de sobras, o donde las interminables filas de compradores pierden horas ante los vacíos supermercados con la esperanza de poder hacerse ‘con lo que sea’ a precios prohibitivos, no debería estar en la compra de más armas para protegerse de nadie sabe de quién. Aparte del aviso del semi analfabeto que habita el Palacio de Miraflores detallando que 2017 será “el año de la rebelión cívico-militar y que hay 379 mil milicianos chavistas listos para defender la patria”. ¡Ojo, milicianos! No ejército regular, sino escuadras de matones reclutados en base a un mix de Ideologia sectaria y apesebramiento, que mantengan sin rechistar el estado de terror que inició el ‘duce’ Chavez.

Rusia aprovecha el anti imperialismo gubernamental para ofrecer armamento y obtener grandes ganancias. Mayor endeudamiento, mayor lastre que los venezolanos tendrán que pagar a costa de sacrificios insostenibles de un pueblo a punto de explotar. 

En vez de pensar en armas para la guerra, el gobierno tendría que aprovechar los cada vez más mermados recursos disponibles para trazar un plan serio que ataque la pobreza, estabilice  la economía, derrote la hiper inflación, genere crecimiento y combata la inseguridad desbordada con tasas de homicidios de 91,8 por cada cien mil habitantes, lo que ubica al país como el segundo más violento del mundo (según un estudio del Observatorio Venezolano de Violencia, el 2016 también dejó cifras récords de 28.479 muertes violentas) al que esos “379 mil milicianos chavistas listos para defender la patria” -por lo visto- no han sabido proteger. 

Hoy día pensar que puede haber una intervención militar contra Venezuela es no estar con los pies en la tierra. A un siglo de la revolución bolchevique los cachorros tardíos de la criminal Ideologia deberían haber aprendido que, entre otros factores, los países comunistas cayeron por el cuantioso gasto militar, que terminó desviando los recursos que se necesitaban para las necesidades prioritarias.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s