Rubalcaba se va, otro vendrá.

Rubalcaba dice que se va en septiembre. La cámara baja se deshacia en vítores y aplausos, y el presidente del Congreso le dedicaba un lacrimógeno panegírico para cerrar la ovación. Se desconoce si el respetable le otorgó las orejas, rabo o si salió a hombros. Lo que si se sabe bien es que este cántabro,…